Por inseguridad, Pepsico cierra operaciones en Tierra Caliente de Guerrero

Ajustar Comentario Impresión

Por la violencia que se vive en la Tierra Caliente, cobró de cuotas y por la falta de condiciones para operar y garantizar la seguridad a los empleados, la planta embotelladora de Pepsi-Cola en Ciudad Altamirano, cierra sus puertas y con ello concluye cualquier actividad comercial dejando sin empleo a más de 100 trabajadores.

Fuentes citadas por varios portales informativos de la zona, señalaron que Pepsi decidió suspender temporalmente sus operaciones en Ciudad Altamirano ante el "asedio y extorsión de grupos del crimen organizado".

Medios locales informaron que el cierre de la empresa se dio por la depresión de grupos delictivos que, a partir del 29 de mayo, pedían con mayor insistencia el pago de derecho de piso a los encargados de la refresquera. Bajo Palabra recordó que través de las diversas redes sociales, se alertó desde la semana pasada que PepsiCo dejaría de surtir refrescos y botanas a tiendas de la Tierra Caliente.

"Desde hace tres días se han recogido los refrigeradores de las tiendas, en la bodega ya no hay papelería ni producto, solo hay polvo", precisó.

-"Nunca (...), quizá en unos 10 años", dijo nuestra fuente.

En casi tres meses es la segunda empresa refresquera que cierra sus puertas en este municipio de la Tierra Caliente donde grupos de la delincuencia organizada se disputan el control de esta zona.