España acogerá el Aquarius, el barco con 629 inmigrantes que nadie quiere

Ajustar Comentario Impresión

El 'Aquarius' se encuentra detenido en el Mediterráneo desde el pasado domingo con las 629 personas que habían rescatado en las dos jornadas anteriores porque el Gobierno de Italia, cuyas autoridades de rescate habían transferido al barco humanitario a parte de esos migrantes, negó autorización para su desembarque en puertos italianos.

Asimismo, ha exigido este lunes al nuevo Gobierno de Pedro Sánchez que rectifique la política del anterior Ejecutivo en materia de refugiados, "no mire hacia otro lado", y se implique en la salvación de "vidas humanas" como ya están haciendo ciudades como la suya.

El Gobierno ha anunciado la decisión de acoger al barco en un comunicado en el que señala: "Es nuestra obligación ayudar a evitar una catástrofe humanitaria y ofrecer un puerto seguro a estas personas, cumpliendo de esta manera con las obligaciones del Derecho Internacional".

El barco Aquarius, propiedad de la organización SOS Méditerranée, seguía esperando poder atracar en un puerto seguro tras la negativa de Malta e Italia, según denunció la ONG.

En tanto, una nave de la Guardia Costera italiana con 937 inmigrantes a bordo rescatados en los últimos días en el mar Mediterráneo pondrá rumbo hacia el puerto siciliano de Catania para su desembarco.

Por su parte, el ministro del Interior y vicepremier, además de líder de la Liga, Matteo Salvini, considerado el "hombre fuerte" del nuevo gobierno italiano, amenazó con cancelar una reunión, prevista para el próximo viernes, entre el premier Conte y el presidente francés, en caso de que París no se disculpe. 629 inmigrantes en dirección a España.

Italia inmigración: cierra sus puertos a los barcos de rescate de migrantes | Noticias del mundo | EiTB

El ministro reaccionaba a la llegada en la mañana, frente a la costa de Libia, de otro barco fletado por una oenegé alemana, Sea Watch.

Imagen de Médicos Sin Fronteras con la posición del barco, cerca de Malta y de la costa italiana.

El enviado especial de Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (Acnur) para el Mediterráneo central, Vincent Cochetel, había alertado que las personas a bordo se encontraban en apuros y se estaban quedando sin provisiones.

Muscat ha insistido en un mensaje de Twitter que "Italia ha roto las normas internacionales y ha causado un punto muerto" por negarse a recibir en alguno de sus puertos a las más de 600 personas que viajan a bordo del 'Aquarius', entre ellas menores no acompañados y mujeres embarazadas.

Obligada a aceptar a más de 700.000 inmigrantes desde 2013, Italia ha sentido que la UE la ha dejado "sola", después de que algunos países miembro recurrieran a "clausuras egoístas" de sus fronteras ante el influjo migratorio desde el norte de África, según lo formuló Conte.