Valeria Bertuccelli contó que sufrió maltratos de Darín y que la "humilló"

Ajustar Comentario Impresión

"La pasé muy mal, tendría que pedirme disculpas", expresó la actriz Valeria Bertucelli, contando en una entrevista con el periodista Luis Novaresio, sobre su experiencia con el actor Ricardo Darín, cuando ambos hacían la obra "Escenas de la vida conyugal". Florencia es lo más, el Chino y Clara son lo más, yo creo que algo que lo enaltecería mucho sería pedir disculpas, después le pasó con Érica (Rivas) también. "Había algo del trato, donde no la estaba pasando bien".

"Cuando decidí irme, cosa que me costó y me dolió, lo primero que hice fue hablar con Ricardo (Darín), que era un amigo. Muchas veces hasta me desmayé en bambalinas porque no soportaba la situación". Primero que nadie me saca de una oreja de ningún lado, ningún hombre ni mujer ni nadie. 'Yo no voy a seguir con la obra porque, como sabemos, yo no me siento bien'.

"La actriz dijo que él le preguntó: "¿Ya lo hablaste con alguien?". "´¿Ya lo hablaste con alguien?´, me respondió Ricardo y yo le dije que no, que solo lo sabía Gaby (Vicentico) y él, me dijo: ´Dame un par de meses para que pensemos qué vamos a decir sobre el motivo de tu renuncia para que no hablen pavadas´". agregó. "Me dijo '¿esto ya lo hablaste con alguien? Que cuando Ricardo volviera a hacer la obra yo iba a estar con mi película y él la iba a hacer con otra persona".

Sin embargo, la propia Bertuccelli explicó el motivo de su silencio.

"Yo tenía mucho para decir pero no lo iba a decir, y solo pedí que por favor no diejran que me echaron", relató y completó: "Fue peor que eso: dijeron que yo había tenido un romance, que me había enamorado perdidamente, que yo se lo había contado a mi marido y que él me había sacado de una oreja y me había llevado de gira para que me olvide. Todo era una telenovela mexicana, pero para mí eso fue siniestro", agregó angustiada.

"Escuchaba chicas panelistas en la marcha de Ni Una Menos diciendo de todo". Pero yo cobraba 6 puntos y después peleé por 7 u 8 y Ricardo cobraba 30.

"Sentí que me pegaban en lo más preciado, no me importa hablar de la fidelidad pero sentí que me pegaban en un lugar muy preciado y me reducían a uno tremendo". "Era muy amiga (de Darín), ya no; y éramos muy amigas las familias". "Me costaba estar pasando por esa situación de destrato con alguien que quería", manifestó. "Era una manera en la que no se trata a una compañera de trabajo", acusó la actriz, quien pese a lo que debía vivir continuó participando de los ensayos y las funciones "con total profesionalismo". "Él me pedía disculpas cada vez que ocurría algo pero después volvía a suceder, entonces una disculpa pública me va a acomodar".