Trump y Kim Jong Un acuerdan desnuclearización, pero pacto parece simbólico

Ajustar Comentario Impresión

Cuando la prensa destacó que el compromiso de Corea del Norte en favor de una "desnuclearización completa de la península coreana" no incluye la exigencia de Estados Unidos sobre un proceso "verificable e irreversible", Trump afirmó que habría inspecciones y que mantendrá las sanciones hasta que se levante "la amenaza" de armas atómicas. Convencidos de que el establecimiento de nuevas relaciones norcoreano-estadounidenses contribuirá a la paz y la prosperidad de la península coreana y el mundo, y reconociendo que la creación de confianza mutua puede promover la desnuclearización de la península coreana, el presidente Trump y el presidente Kim Jong-un declaran lo siguiente: 1.

En declaraciones a periodistas al separarse de Kim, Trump describió al líder norcoreano como un hombre "con mucho talento" que "ama mucho a su país", y añadió que ambos se reunirán "muchas veces" a partir de ahora. Pide que les pongan fin a las diferentes acciones y movimientos que los oponen.

"El presidente Trump y el presidente Kim Jong-Un llevaron a cabo un intercambio de opiniones amplio, profundo y sincero sobre los temas relacionados con el establecimiento de nuevas relaciones entre EE.UU. y la República Popular Democrática de Corea (RPDC) y la construcción de un régimen de paz duradero y sólido en la península coreana", se lee en uno de los párrafos del texto.

Kim Jong Un y el presidente Donald Trump estuvieron reunidos de manera privada durante unos 45 minutos durante la cumbre en Singapur. Respondiendo a las preguntas, dijo que "absolutamente" invitaría a Kim a la Casa Blanca. Además, Pyongyang afirmó su compromiso de desnuclearización a cambio de garantías de seguridad de Washington.

Los "detalles" del acuerdo corresponderá negociarlos en conversaciones que se anticipan largas, al secretario de Estado, Mike Pompeo, y a los altos funcionarios norcoreanos.

El primer episodio de este encuentro cercano con Kim hizo que todo el mundo se viera atrapado, desde el primer apretón de manos hasta la visita del dictador a la limusina presidencial, conocida como "La Bestia", cortesía de Trump.

La reunión, cuyo objetivo es tratar la posible desnuclearización de Pyongyang, es la primera entre mandatarios de ambos países tras casi 70 años de confrontación a raíz de la Guerra Corea (1950-1953), y 25 de negociaciones fallidas.

Y aunque hasta el momento no sabemos muy bien todos los pormenores del encuentro entre ambos líderes, sí sabemos que antes de su reunión Trump le mostró un video a Jong-un al más estilo Hollywood.