Su hija de 5 sufrió una parálisis: el cabello reveló la verdad

Ajustar Comentario Impresión

Kailyn no podía hablar y tampoco podía mover las piernas.

Jessica intentó continuar con la rutina. Jessica se la quitó y la colocó en una bolsa de plástico. Terminó de vestir a su hija y corrió con ella al hospital.

La parálisis se produce por garrapatas hembra a punto de poner huevos y los expertos explicaron que estos insectos son más activos de abril a septiembre.

De acuerdo con información de la Fundación Estadounidense de la Enfermedad de Lyme, después de que una garrapata se alimenta de la sangre de un animal o un humano, la zona se hincha y el insecto libera una neurotoxina que puede provocar eventos como este.

"¡Después de un montón de análisis de sangre y una tomografía computarizada de la cabeza ha diagnosticado como una parálisis de garrapata!" Jessica inmediatamente sospechó que la parálisis de su hija se debía a eso y después de retirarla de la cabeza de la niña se la llevó al hospital.

"Por favor, por el amor de Dios, revisen a sus niños por garrapatas: es más común en los chicos que en adultos".

Según los médicos, los síntomas suelen aparecer entre cinco y siete días después de la picadura, por lo que desconocen porque aparecieron tan pronto en la menor.

El malestar comienza por las extremidades inferiores hasta pasar a las superiores, es decir, desde las piernas hasta la cabeza. También les dificulta la movilidad de los músculos de la cara y la lengua.

Pero una vez que es sacada de su lugar de confort, la recuperación del paciente suele ser -por lo general- inmediata. Su madre les agradeció a todos los oraron por la pequeña y principalmente a su doctora: "Gracias a todos los que llamaron, mandaron mensajes de texto, mensajes de Facebook, oraron por este bebé, etc. Les aseguro que he leído cada uno de ellos incluso si no respondo". La menor recibió tratamiento especial y según Griffin "todo volvió a la normalidad".