Halep, venció a sus fantasmas y es campeona en Roland Garros

Ajustar Comentario Impresión

Ya en el segundo set, los problemas se hicieron notorios para la rumana, cuando cedió su servicio en el primer juego y empezó el temor en ella y gran parte del público, hasta que comenzó a demostrar su temple para sacar adelante el encuentro, cuando igualó el tanteador luego del servicio que lo regaló y al igualar el marcador comenzó el despegue para hacerse de manera brillante de este episodio por 6-4.

Con este resultado, la cima del ranking Asociación Femenina de Tenis seguirá en manos de Halep; mientras que Stephens, con el subcampeonato subiría tentativamente del décimo al sexto puesto del mismo.

La tenista rumana Simona Halep sigue, una semana más, en lo más alto de la clasificación femenil tras conquistar Roland Garros, el primer Grand Slam de su carrera. La rumana, que había perdido las finales de Roland Garros de 2014 y 2017 y la del Abierto de Australia de este año, logró por fin su consagración en un gran torneo en su cuarto intento. Simona Halep superó en la final de Roland Garros a Sloane Stephens en un partido muy exigente para quedarse con el título.

Halep, de 26 años, sucede en el palmarés a la letona Jelena Ostapenko, ante la cual había perdido contra todo pronóstico en la final del año pasado.

Simona Halep por fin lo logró. Ese 'miedo' ya lo superó Sloane Stephens, de 25 años y una de las promesas del tenis estadounidense a la que una lesión en el pie le alejó de las mejores del mundo en las que se llegó a instalar.

Rafael Nadal, el indiscutible rey de la tierra batida, y Dominic Thiem, considerado su heredero en esa superficie, pelean este; domingo por levantar la Copa de los Mosqueteros de Roland Garros, que sería la undécima para el español y la; primera para el austríaco.

Desde la derrota en Roma el año pasado ante la ucraniana Elina Svitolina, Halep perdió seis de sus siete finales disputadas, con la única excepción del torneo de Shenzhen, en enero. En la primera manga, su rival frenó su ímpetu y ella no encontraba el tono.