Gobierno de China saluda consenso entre EE.UU. y Corea del Norte

Ajustar Comentario Impresión

Y aunque hasta el momento no sabemos muy bien todos los pormenores del encuentro entre ambos líderes, sí sabemos que antes de su reunión Trump le mostró un video a Jong-un al más estilo Hollywood. ¡No más lanzamientos de cohetes, pruebas nucleares o investigación! "¡Estaremos bien!", escribió el presidente en Twitter.

Kim y Trump llegaron al mismo tiempo al patio del hotel Capella en la isla de Ventosao. Tras el encuentro entre los líderes, las dos delegaciones comieron juntas antes de firmar el acuerdo.

"El presidente Trump se compromete a ofrecer garantías de seguridad a la DPRK (siglas en inglés de República Popular Democrática de Corea, nombre oficial de Corea del Norte), y el presidente Kim Jong-un reafirmó su firme e inquebrantable compromiso para la desnuclearización de la península de Corea", señala el texto citado por las agencias de noticias EFE y DPA. El presidente Trump y el presidente Kim Jong-un tuvieron un intercambio de opiniones amplio, profundo y sincero sobre las cuestiones relativas al establecimiento de nuevas relaciones entre EEUU y la RPDC y la construcción de un régimen de paz duradero y robusto en la península de Corea.

"Corea del Norte no prometió nada más de lo que promete desde hace 25 años". Pero Estados Unidos sí pondrá fin a sus maniobras militares con Corea del Sur como exigía Pyongyang.

Antes de asumir el cargo, la gente pensaba que íbamos a la guerra con Corea del Norte.

Como concesión a Washington, el acuerdo, en el que no hay ninguna mención de los derechos humanos, recoge el compromiso de Pyongyang de recuperar los restos unos 6000 prisioneros de guerra o desaparecidos en combate en la guerra de Corea (1950-1953).

Unos 28.500 militares estadounidenses están apostados en Corea del Sur. A través de un traductor, Kim juró: "El mundo verá el gran cambio". La reunión con Kim fue una experiencia interesante y muy positiva. Tras décadas de tensión por las ambiciones nucleares de Corea del Norte, el presidente estadounidense aseguró que el "proceso" podrá comenzar "muy pronto". Ese diálogo se centrará en cuatro puntos, de los que el primero es un "compromiso a establecer nuevas relaciones entre Estados Unidos y la DPRK de acuerdo con el deseo de los pueblos de los dos países de que haya paz y prosperidad". "Trump ofreció simplemente estos encuentros a los norcoreanos sin obtener ningún avance", dijo el experto Jeffrey Lewis en la revista Foreign Policy.

Trump no dijo cuándo se concretará el cese de las maniobras y esa promesa, que modificaría por completo la postura militar estadounidense en la región, no figura en la declaración común firmada por lo dos dirigentes.