Dos candidatos para organizar el Mundial 2026

Ajustar Comentario Impresión

También el proceso ya que no será una votación interminable como antes.

La solución podría ser compartir la sede, algo que no ha descartado el propio Infantino, pero la situación diplomática de Catar -en conflicto con Arabia Saudí, Baréin, Emiratos Árabes y Egipto, limita las opciones a Irán, un país puesto en entredicho, entre otros, por Estados Unidos. La FIFA ha aclarado que las federaciones pueden hacer caso omiso del reporte evaluatorio sobre las candidatas a la hora de votar. La palabra la tendrán las 207 federaciones de la instancia internacional.

El líder de la FIFA destacó también que la FIFA actúa con "transparencia total" en cuanto a sus finanzas y mencionó que se generarán más de 6.100 millones de dólares en ingresos dentro del periodo de cuatro años que corresponde al Mundial de Rusia.

Según confirmó este organismo, después de recibir el informe del grupo de trabajo de evaluación, que consideró válidas a ambas para entrar en la votación final, el Consejo lo ratificó y ahora la decisión corresponderá al 68 Congreso que la FIFA celebrará en la víspera de la inauguración de Rusia 2018.

Marruecos cuestionó los pronósticos de Estados Unidos, México y Canadá durante una serie de reuniones entre los impulsores de las campañas rivales con los votantes de cinco de los seis grupos continentales que conforman la FIFA. "Espero que todos los países africanos, y del resto del mundo a los que apoyamos, apoyarán sabiamente nuestra candidatura. Lo apreciaremos", recomendó as u manera. La candidatura norteamericana se impuso a Marruecos, su única rival. En realidad la postura de UEFA, tal como ha venido informando MD, obedece al enfrentamiento con FIFA por los proyectos de los nuevos torneo de clubs y selecciones, por el Super Mundial de clubs y la Copa de naciones global que los europeos entienden como competencia directa para la Champions League y la Nations League que empieza en septiembre próximo. Su petición fue rechazada, puesto que todas ellas son federaciones independientes para la FIFA.

Marruecos tendría que construir en ocho años nueve de los 14 estadios que propone y pasó el corte con un poco más de la mitad de los puntos (2'7 sobre 5), pero es perseverante -ya presentó su candidatura a los Mundiales de 1994, 98, 2006 y 2010- y despierta simpatías allá donde la agresiva política de Trump no es bien vista. Cuando salió escogida Sudáfrica, Marruecos estuvo cerca de saliera escogida, pero el entonces presidente de la FIFA, Joseph Blatter, 'remó' a favor del país de Nelson Mandela.