Ricardo Martinelli ya está en Panamá

Ajustar Comentario Impresión

Vestido de beige y esposado de manos, Martinelli bajó del vehículo en el que fue desplazado desde la cárcel al aeropuerto y saludó alegremente a los periodistas en el lugar.

Su equipo de abogados intento evitar el traslado alertado de Martinelli argumentando que corría el riesgo de ser torturado si era detenido en su país, sin embargo el Departamento de Estado estadounidense desestimó el argumento.

El vocero de Martinelli, Luis Eduardo Camacho, dijo a la AFP que el regreso será "bastante rápido", en los próximos días, aunque no se sabe la fecha por el momento.

Ricardo Martinelli escoltado por Marshalls en Miami. Es investigado también por 20 casos más de corrupción. Pero bajo el tratado de extradición entre ambos países, que entró en vigor en 1905, el ex presidente solamente puede ser procesado en su país por los delitos por los cuales fue pedido en extradición.

Martinelli fue capturado en Miami (Florida, EE.UU.) en junio de 2017 y permanecía detenido y sin derecho a fianza en esa ciudad.

Agotados los recursos legales, a los que Martinelli renunció el mes pasado, su extradición quedaba ahora en manos del Ejecutivo estadounidense.

El exgobernante afirma que su pedido de extradición es una "vendetta" política de Juan Carlos Varela, su exvicepresidente y actual mandatario, que supuestamente lo habría traicionado.

Sin precisar dónde, el Ministerio señaló que el exjefe de Estado "fue recibido por unidades de la Policía Nacional, que luego de una evaluación médica general a cargo de profesionales idóneos, actuando de conformidad con las leyes, normas y procedimientos aplicables a las personas extraditadas al territorio panameño, le notificaron y dieron lectura a los artículos 22 y 25 de la Constitución Nacional".

Pero sus opositores en Panamá aplaudieron la decisión.

"Pero (...) no creíamos que Estados Unidos iba a cargar con un estigma de haber dado protección a un delincuente de la talla de Ricardo (Martinelli)", añadió Doens.

Los abogados también apoyaron su caso diciendo que Varela había mostrado "falta de compromiso" con los intereses de Estados Unidos, por ejemplo cuando rompió relaciones con Taiwán y las restableció con Venezuela.

"Cuando la CIA me pidió que interceptara un barco norcoreano que estaba dejando Cuba y cruzaba el canal de Panamá, yo no pestañeé", escribió el propio Martinelli en una carta pública. Los trabajadores del Súper 99, vestidos de blanco y con banderas de Cambio Democrático (CD), la formación que Martinelli fundó hace dos décadas, se presentaron primero a las puertas del penal, pero minutos más tarde se trasladaron un poco más allá, donde un grupo de camarógrafos se encontraban apostados al lado de la verja.