Corren de restaurante a niño de tres años sin brazos

Ajustar Comentario Impresión

Un caso más de discriminación en los Estados Unidos: Alexis Bancroft, una mujer de Arkansas, compartió en sus redes sociales el acto de discriminación del que fue objeto su hijo William, de tres años de edad, el cual nació sin brazos y fue echado de un restaurante IHOP por usar sus pies para comer.

Tras una discusión de la familia con el gerente se retiraron del lugar y Alexis, madre de William, ha denunciado el hecho en Facebook. Aprendió a hacer las cosas con sus pies, incluso comer, sin embargo, recientemente él y su familia fueron recriminados por esto en un restaurante de la cadena iHOP. Al final acabaron marchándose indignados y sin pagar sus bebidas.

La madre enfadada preguntó si los demás clientes se lavaban las manos para coger tortillas y además aseguró que ella fue hasta el baño del establecimiento para lavar los pies de su pequeño.

El pequeño William Bancroft
El pequeño William Bancroft Facebook Alexis Bancroft

"Solemos ir a otros restaurantes de la zona y nunca nadie ha dicho nada sobre él", añadió la madre.

Más adelante, el propio CEO de la cadena IHOP publicó un comunicado disculpándose y asegurando que entrenarían a su personal para evitar este tipo de actos de discriminación hacia personas con discapacidad física. Prometen también hablar a sus empleados sobre formas de afrontar la diversidad y sobre el trato a personas con necesidades especiales.