Unión Europea respalda a Trudeau en disputa con Trump

Ajustar Comentario Impresión

Muy deshonesto y débil.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este sábado que retira su apoyo al comunicado final de la cumbre del G7, en desacuerdo con declaraciones del primer ministro de Canadá, Justin Trudeau.

Ante esta afrenta, Donald Trump estalló en su cuenta de Twitter y, fiel a su estilo volcánico, calificó las palabras de Trudeau de "falsas" y acusó que "Canadá está gravando con aranceles masivos a nuestros ganaderos, trabajadores y empresas". "Los canadienses son corteses y razonables pero no son presionables", advirtió Trudeau.

En la imagen divulgada por el gobierno alemán también aparecen la primera ministra del Reino Unido, Theresa May, el presidente de Francia, Emmanuel Macron y detrás de Trump, con el rostro descajado, Shinzo Abe, primer ministro japonés.

Trump "no iba permitir que un primer ministro canadiense lo tratara de esa manera en vísperas de esto", dijo Kudlow.

La cumbre del G7 terminó en un completo caos cuando Trump dijo "no" a la declaración conjunta.

La furia del mandatario estadounidense sugiere que algún acuerdo colapsó dado que su más o menos explicita amenaza de gravar la importación de automóviles a Estados Unidos indignará a varios de sus poderosos aliados, especialmente a Alemania y Canadá que producen muchos vehículos para el mercado estadounidense.

En retrospectiva, el consenso de la declaración parecía algo débil.

Una foto del mismo momento fue divulgada por el director de medios sociales de la Casa Blanca desde otro ángulo, en el que se da a entender que Trump es sin duda el centro de atención de la cumbre. "Estoy muy seguro de que las relaciones entre nuestros países, entre Estados Unidos y esos países del G7, seguirán adelante de forma sólida". Pero sus contrapartes estaban igualmente decididas a aferrarse a las normas del comercio internacional.

Como candidato a la presidencia, Trump se comprometió a reducir el déficit comercial estadounidense, que el año pasado alcanzó 566 mil millones de dólares.

Asimismo, los países del G7 destacaron la importancia de los acuerdos bilaterales, regionales y multilaterales basados en las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC) pero también trabajarán para hacerla "más justa lo antes posible".

La canciller alemana, la democristiana Angela Merkel, no criticó por ahora la reacción de Trump y se limitó a señalar que el comunicado final sigue estando vigente para ella.

Sin embargo, tuvo una pelea con el mandatario estadounidense a través de Twitter justo horas antes de que comenzara la cumbre. "Cuando se los digo, se me ríen", dijo.

"Acordamos. Nos comprometimos con el comunicado".

Durante la cumbre, Trump se mostró audaz.

"Mientras que el envío de su producto a nuestro país libre de impuestos".