Piden renuncia presidente mientras volcán sigue amenazante — GUATEMALA

Ajustar Comentario Impresión

Con antorchas encendidas y encabezados por estudiantes universitarios, los guatemaltecos han exigido "justicia" no solo para las víctimas sino para los afectados, a quienes no les está llegando la asistencia humanitaria. Eufemia salió incluso al paso del coche del presidente guatemalteco Jimmy Morales, al que le suplicó que hiciera algo para rescatar a las víctimas. "Fuera Jimmy", fueron algunas de las consignas de la protesta.

"Un gobierno sin cabeza y sin capacidad, entierra al pueblo con impunidad", han gritado los guatemaltecos visiblemente molestos porque los damnificados no han recibido ayuda.

Un estudiante de la Facultad de Derecho de la estatal Universidad de San Carlos (USAC) ha opinado que las cifras de desaparecidos por la catástrofe que han revelado las autoridades "no es real". Hay 197 personas perdidas. "Guatemala es mucho pueblo para él", aseguró Héctor Gramano a Acan-Efe.

El vocero de la Conred, David de León, dijo a Notimex que se busca brindar las mejores condiciones posibles a las personas que permanecen en los albergues, y que las autoridades movilizan todos los recursos disponibles junto con la población, empresas y la comunidad internacional.

Ciudad de Guatemala, 10 jun (AGN). "Es un acto simbólico por nuestros hermanos para que queden en la memoria", ha subrayado.

El Volcán de Fuego entró en erupción el 3 de junio y por el momento se cobró la vida de 110 personas.

Por el tiempo transcurrido existen nulas posibilidades de que se encuentre sobrevivientes de la potente erupción del volcán de Fuego, situado entre los departamentos de Escuintla, Chimaltenango y Sacatepéquez, que son los más afectados.

La mujer de 48 años cree que sus nueve hermanos y sus familias, así como su madre, sus hijos adultos y un nieto, están bajo los escombros en el departamento de Escuintla .

Sin descanso, los equipos de emergencia siguen trabajando en la zona, pero las labores de rescate se están viendo interrumpidas por constantes explosiones de baja intensidad.

El Gobierno anunció que se ha enviado maquinaria pesada a la zona para comenzar a desbloquear la ruta hacia las comunidades.

La Conred dijo que aún no se ha decidido declarar el lugar del desastre como un cementerio, ya que la situación todavía está bajo análisis.