Hackers roban 10 millones de dólares de un banco en Chile

Ajustar Comentario Impresión

El robo de 10 millones de dólares que afectó al Banco de Chile, tras un ataque informático levantó las alertas ante la necesidad de contar con una estrategia definida a nivel nacional que permita evitar este tipo de situaciones en el futuro.

"Encontramos algunas transacciones extrañas al sistema SWIFT (donde los bancos realizan sus transacciones a otros países)". Ahí nos dimos cuenta de que el virus no era necesariamente el tema de fondo, sino que al parece querían defraudar al banco', detalló el directivo.

El banco del cual es propietario el Grupo Luksic, presentó una denuncia en China, debido a que gran parte del dinero sustraído fue a parar a esa zona asiática.

Aunque comenzaron a anular las operaciones fraudulentas, cuatro de ellas lograron concretarse, alcanzando el monto de casi 10 millones de dólares pertenecientes al banco. "Este era un evento destinado a dañar al banco, nos dimos cuenta de que ese era el objetivo y cuadraba con este tipo de banda criminal". Así lo informó el gerente general de la entidad financiera, Eduardo Ebensperger.

"Nos demoramos dos o tres días para hacer todos los análisis para asegurarnos de que no se haya perdido ningún tipo de información, ni claves, ni fondos de los clientes", añadió.

El gerente general aclaró que el robo no perjudicó a sus clientes.

Esta es la primera vez que se detecta un ataque de esta magnitud en el sistema bancario chileno, si bien constantemente hay intentos de fraudes, lo que obliga a estar revisando y actualizando la seguridad digital.

El subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, explicó a La Tercera que "el martes se reunirá el Comité Interministerial de Ciberseguridad, continuación de la comisión del gobierno anterior para avanzar en la implementación de la estrategia de ciberseguridad", instancia que de acuerdo a Ubilla, "responde al trabajo planificado por la subsecretaría y es a nivel de gobierno". Tomaremos todas las medidas que sean necesarias para seguir investigando y resguardando a nuestros clientes como lo hemos hecho hasta ahora. Este es un nuevo método, que desde Chile lo veíamos un poco lejos, pero ahora viene bajando a Latinoamérica.