Cierran siete mezquitas y expulsan a 60 imanes por lazos políticos — Austria

Ajustar Comentario Impresión

"En Austria existe la libertad religiosa", aseguró el vicecanciller austríaco, el ultranacionalista Heinz-Christian Strache.

La decisión se tomó tras una investigación por la aparición de una imágenes en las que un grupo de niños recreaban con uniformes militares -posando incluso como cadáveres amortajados con banderas turcas- la batalla de Galípoli, desarrollada en suelo turco durante la I Guerra Mundial.

Las imágenes desataron una gran debate público en Austria sobre las ideas y los valores que se impartían en algunas mezquitas de la asociación austro-turca ATIB, que cuenta con imanes cuyos sueldos son sufragados por Turquía. En Austria viven cerca de 700.000 musulmanes (la población total es de 8,8 millones de habitantes).

Austria cerrará varias mezquitas ubicadas en distintos lugares del país, entre ellas, cuatro en Viena, dos en la región de Alta Austria y una en Carintia, sobre las que pesan acusaciones por difundir ideas ultranacionalistas turcas, promover una versión ultraconservadora del islam y divulgar conceptos cercanos al salafismo, corriente musulmana que defiende la lectura e interpretación literal del Corán. La asociación islámica mayoritaria en el país, la Comunidad de Culto Musulmán (IGGiÖ, en sus siglas en alemán), ha colaborado en las investigaciones y ha confirmado al menos una de las mezquitas a clausurar no tenía por permisos para funcionar.

La asociación austro-turca ATIB, que cuenta con unos 100.000 miembros, pasa por una asociación muy próxima al islamista Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) del presidente turco Recep Tayyip Erdogan.

En cuanto a los imanes, unos 60, que son pagados por Turquía, están siendo investigados por recibir financiación extranjera, algo que prohibe expresamente la ley austríaca y que podría llevar a su expulsión y a la de sus familias.

La propia ATIB ha reconocido la financiación exterior, pero argumenta que la falta de predicadores en Austria les lleva a recurrir a religiosos formados en Turquía. Por su parte, el portavoz de la presidencia turca ha calificado esta decisión de "racista" y "anti islámica".

Kurz ha criticado en varias ocasiones a Erdogan por polarizar a la comunidad turca en Austria y su gobierno ha prohibido que diese mítines en campaña para las elecciones presidenciales y legislativas del 24 de junio.

El Gobierno austríaco anunció recientemente una iniciativa legal para prohibir el velo islámico a niñas en las guarderías y las escuelas primarias para evitar su posible discriminación y garantizar la igualdad de oportunidades.