Peso argentino cae a nuevo récord tras acuerdo con FMI

Ajustar Comentario Impresión

1- La Argentina y el FMI acordaron un programa Stand-by.

Lo dijo el presidente Mauricio Macri durante un brindis en la Casa Rosada por el Día del Periodistas, horas antes de los anuncios en el CCK. Es el mayor acuerdo en la historia del Fondo, medido en dólares.

El economista Claudio Loser estimó este viernes que la economía argentina se desacelerará y "a la gente le va a doler", pero aclaró que "no será una cosa terrible" porque "de ninguna manera se trata de un 2001".

El acuerdo provoca temores entre los escaldados ciudadanos argentinos que tienen muy presente la crisis del 2001.

Desde San Juan, el gobernador Sergio Uñac señaló que "si el gobierno nacional estimó que era necesario el acuerdo con el FMI, hay que creer que así lo es, pero habrá que afrontarlo con mucha responsabilidad".

Para asegurar una más rápida convergencia al equilibrio fiscal, las nuevas metas de resultado fiscal primario son: -2,7% del PBI en 2018 (vs. -3,2% con las metas previas), -1,3% en 2019 (vs. -2,2% antes), equilibrio primario en 2020 (vs. -1,2% antes) y superávit de 0,5% en 2021 (vs. 0% antes). En cuanto a la inflación, el pacto no cita un objetivo pero los analistas privados la elevan al 27%, tras una devaluación que ya se nota en los precios.

Los expertos del FMI insisten en que la cotización del dólar debe estar dictaminada por el mercado, según el libre juego de oferta y demanda. La divisa estadounidense se apreció ayer con respecto al peso.

Para salvar los subsidios sociales, los recortes previstos pasarán por la reducción de la obra pública, pero también por despidos de funcionarios y aumento de tarifas, lo que puede suponer un problema en la calle para Macri, que esta semana logró aplazar la huelga general que la principal central obrera peronista, la CGT, había previsto para el próximo jueves con el trasfondo de la negociación de los convenios colectivos y los consiguientes aumentos de salario condicionados por la abultada inflación.

El FMI prevé para agosto el envío de la primera misión a Argentina para revisar el cumplimento de un plan que le permitirá acceder a 50.000 millones de dólares cuya formalización se espera para el 20 de junio, dijeron fuentes del organismo.

A los 50.000 millones del Fondo se sumarán un total de 5.650 millones adiciones que aportarán el Banco Interamericano de Desarrollo (2.500 millones), el Banco Mundial (1.750 millones) y el CAF-Banco de Desarrollo de América Latina (1.400 millones).