Ordenan captura del expresidente de El Salvador, Mauricio Funes

Ajustar Comentario Impresión

Al principio se contaba con $80,818,285, aprobados por la Asamblea Legislativa para el período presidencial de Funes. Posteriormente a ese monto, el 25 de agosto de 2010, la Sala de lo Constitucional en una sentencia declaró ilegal ese mecanismo de traslado de fondos públicos.

De acuerdo con el fiscal general, parte de esos 10 millones de dólares fueron lavados en transacciones como compra de automóviles, depósitos a empresas de comunicaciones, pagos de tarjetas de crédito o depósitos en efectivo a cuentas bancarias de familiares o allegados.

"Se incrementaron ilegalmente los 'Gastos Reservados' en más de 351 millones de dólares, representando el 50.92% del presupuesto total ejecutado por Casa Presidencial, sin justificación alguna", acotó el Fiscal General.

"En el gobierno del expresidente Mauricio Funes se dieron graves e indignantes casos de corrupción en los que se extrajeron 351 millones (de dólares) de cuentas públicas".

Douglas Meléndez explicó que, del monto investigado, el expresidente lavó "unos 10 millones de dólares" mediante transacciones efectuadas por sus hijos o por familiares de su pareja.

También ordenó la detención de casi 30 personas, entre exfuncionarios del gabinete de Funes y otras personas cercanas al exmandatario, dijo Meléndez, sin detallar cuántas personas fueron detenidas, pues argumentó que algunas de ellas se hallan fuera del país.

Además, señalaron que se han emitido varias órdenes de captura más relacionadas al mismo caso, entre las que destacan las de Ada Mitchelle Sigüenza, actual pareja del expresidente; Regina Cañas, exesposa del exmandatario y de sus hijos Diego Roberto Funes Cañas y Carlos Mauricio Funes Velasco.

También, es procesado Luis Alfredo Maida, exjefe del Batallón Presidencial quien se prestó a lavar fondos simulando donaciones de armas al expresidente Funes, según la acusación.

Precisó el fiscal que entre los colaboradores de Funes a los que persigue la justicia se encuentran Francisco Cáceres, su secretario privado; el expresidente del estatal Banco Hipotecario, Manuel Rivera Castro; y el exsecretario de Comunicaciones, David Rivas.

La mayoría de estos inmuebles ya fueron inmovilizados y la próxima semana se iniciará el proceso de extinción de dominio.

El fiscal general, Douglas Meléndez, alertó sobre posibles cuestionamientos y ataques en su contra y la institución que preside, y pidió a la comunidad internacional para que esté atenta a este caso ya que esta investigación puede traer repercusiones en contra suya.