La Tierra tiene días cada vez más largos y descubren el porqué

Ajustar Comentario Impresión

De acuerdo con las investigaciones, hace 1.400 millones de años un día duraba 18 horas, porque entonces la Luna estaba más cerca de la Tierra.

El estudio indica que el satélite natural de nuestro planeta continuará alejándose, lo que provocará que la rotación terrestre sea cada vez mas lenta por lo que los días serán cada vez más largos.

"A medida que la Luna se aleja, la Tierra es como una patinadora giratoria que reduce la velocidad al estirar los brazos", explica Stephen Meyers, profesor de geociencia en la Universidad de Wisconsin-Madison y coautor del estudio publicado esta semana en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS). En concreto, 3,82 centímetros al año.

En colaboración con Alberto Malinverno, geofísico de la Universidad de Columbia (Estados Unidos), Meyers desarrolló una herramienta matemática para determinar los cambios en la dirección del eje terrestre y la órbita del planeta en función de las variaciones del registro geológico, incluso para épocas lejanísimas, aunque con mayor incertidumbre a medida que se remontaban más atrás en el tiempo.

"Queremos estudiar rocas que tienen miles de millones de años de una manera comparable a la forma en que analizamos procesos geológicos modernos".

Ambos científicos, coincidieron que los movimientos del satélite de la Tierra es normal y se viene sucediendo desde hace millones de años, por lo que no es motivo de precupación a corto, ni mediano plazo, sino en millones de años cuando el movimiento de rotación se detenga y solo una cara de nuestro planeta tendrá iluminación solar. Estas fuerzas constantemente cambiantes causan variaciones en la rotación de la Tierra sobre su eje, y en la órbita que el planeta traza alrededor del Sol. Científicos como Meyers han observado este ritmo climático en el registro de las rocas, que abarca cientos de millones de años.

Pero retroceder aún más, en la escala de miles de millones de años, ha resultado un desafío porque los medios geológicos típicos, como la datación por radioisótopos, no proporcionan la precisión necesaria para identificar los ciclos. También es conocido como el caos del sistema solar, una teoría planteada por el astrónomo parisino Jacques Laskar en 1989. Pequeñas variaciones iniciales en estas partes móviles pueden propagarse a grandes cambios millones de años después; éste es el caos del sistema solar, y tratar de explicarlo puede ser como intentar rastrear el efecto mariposa al revés.

¿Cómo lograron los científicos reconstruir la relación entre la Tierra y la Luna a lo largo de 1.400 millones de años?