El Banco Central deja de intervenir y el dólar supera los $ 26

Ajustar Comentario Impresión

El crédito estará disponible a partir del 20 de junio próximo. Las metas de inflación son: "17% para 2019, 13% para 2020 y 9% para 2021", especificaron desde el Miniterio de Hacienda.

La llegada del préstamo fue revelada anoche por el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, en una conferencia de prensa brindada en el Centro Cultural Kirchner (CCK), luego que el FMI difundiera el acuerdo a través de un comunicado de prensa.

En términos de déficit, se mantiene la meta del 2,7% del producto para el 2018 -ya recortada previamente por el Gobierno desde el 3,2% cuando se desató la "turbulencia"- en tanto la de 2019 se reduce del 2,2% previsto anteriormente al 1,3%, lo que implicará un recorte adicional de casi un punto más sobre el PBI.

"Tuvimos que recurrir al Fondo de manera preventiva, para evitar una crisis", argumentó Dujovne, y agregó que, además de este préstamo del FMI, Argentina recibirá "5 mil 600 millones de dólares" del Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF).

Como se esperaba, el gobierno nacional debió comprometerse a profundizar el ajuste fiscal para obtener el visto bueno del organismo multilateral, durante los tres años que en principio durará el acuerdo.

El presidente del Banco Central ratificó que "el tipo de cambio seguirá siendo flotante" y remarcó que la entidad monetaria intervendrá en el mercado cada vez que los considere necesario.

El atesoramiento del Banco Central bajó más de 10.000 millones de dólares, hasta unos 49.000 millones a raíz de la demanda en medio de las corridas cambiarias. "Ese es un tema diferente al préstamo del FMI", dijo a AFP Sabatini. El acuerdo técnico aún debe pasar por la luz verde del Directorio del FMI.

"Se necesita un fuerte compromiso para remover algunos desequilibrios fiscales y monetario", dijo Cardarelli.

La suba de tasas en los Estados Unidos y la apreciación del dólar, echó por tierra con la meta inflacionaria del Ejecutivo y puso en revisión las principales variables económicas.

La inflación en 2017 fue de 25%, pero el Banco Central reveló esta semana que se estima para este año un costo de vida minorista de 27%.

La economía argentina trepó 2,8% en 2017 pero empezó a desacelerarse el crecimiento después de la devaluación de este año.

El préstamos del FMI quedó muy por encima de las cifras que circulaban de antemano, que llegaban a hablar de una cifra entre 30.000 y 40.000 millones de dólares, y refleja la intención del organismo de brindarle un contundente respaldo al Gobierno que termine por despejar cualquier duda respecto de la capacidad de financiamiento del gradualismo.