Repsol invertirá 15.000 millones de euros en los próximos tres años

Ajustar Comentario Impresión

El negocio de Upstream invertirá 8.000 millones de euros hasta 2020, de acuerdo con la actualización del Plan Estratégico.

La estrategia presentada hoy se basa en tres pilares: remuneración creciente para el accionista, crecimiento rentable de los negocios (Upstream y Downstream) y avance en la transición energética a través de nuevas iniciativas.

En la rueda de prensa en la que ha presentado su plan estratégico Josu Jon Imaz, su consejero delegado, ha asegurado que Repsol estudia comprar ciclos combinados dentro de su estrategia para convertirse en generador eléctrico, con una inversión de 1500 millones de euros en generación renovable hasta 2020, pero no comprará activos que ya estén en operación en el mercado.

Repsol basa las nuevas proyecciones en un conservador precio medio del barril de Brent de 50 dólares, frente a los 76 dólares a los que cotiza actualmente, aunque apuntó que si el escenario es más favorable, acelerará el desarrollo de sus proyectos orgánicos y ejecutará recompras adicionales de acciones.

Repsol superó dos años antes de lo previsto todos los objetivos que se había trazado en su plan 2016-2020.

Repsol prevé invertir 15.000 millones de euros (unos u$s 17.600 millones) hasta 2020, elevar la remuneración al accionista hasta 1 euro y desarrollar nuevos negocios vinculados a la transición energética.

El aumento de la producción hasta los 750.000 barriles equivalentes de petróleo al día en 2020 se verá complementado por una activa gestión del portafolio, mediante la cual se sustituirán la producción de barriles por otros con mayor margen de beneficio.

Todo bajo un escenario lineal de precios del Brent a 50 dólares por barril.

Esos 2.500 millones no contemplan, en principio, la adquisición de la eléctrica Viesgo, controlada por el fondo de capital riesgo australiano Macquarie.

A estos negocios se suma la creación de nuevas oportunidades a largo plazo en iniciativas bajas en emisiones, así como el desarrollo de nuevas capacidades en este ámbito.

En un comunicado la empresa señaló que la inversión de 15.000 millones de euros en 2018-2020, estará dirigida principalmente a refino y marketing (downstream), tanto para expandir "los negocios de petroquímica, estaciones de servicio, lubricantes y trading (1.500 millones), como para proyectos de bajas emisiones de CO2 (2.500 millones)".

Una de las claves por las que Repsol actualiza Plan Estratégico es seguir aumentando la retribución al accionista.

Por otra parte, el directivo consideró que, una vez cumplidos "en un plazo menor del previsto" los objetivos marcados en el anterior plan, ahora era el momento de "establecer objetivos y métricas más ambiciosas" e "introducir el concepto de crecimiento".

Asimismo, el área de Upstream pondrá en marcha un nuevo programa de eficiencia y digitalización, que cuenta con más de 600 iniciativas y un objetivo de alcanzar los USD 1.000 millones de flujo de caja libre al año en 2020, de los que ya se han identificado y materializado proyectos por 600 millones de dólares.

El negocio de Downstream ha demostrado la fortaleza del modelo integrado de Repsol, con unos activos a la vanguardia a escala europea que han sido unos grandes generadores de caja.

El plan estratégico destina 11.000 millones de los 15.000 millones de euros de inversión prevista al núcleo de la cartera de activos de la compañía, con 4.700 millones para aumentar la producción en el área de 'upstream' (exploración y producción) y otros 4.000 millones en el de 'downstream' (refino, química, comercialización).

Repsol va a lanzar un macroplan de inversiones y destinará una parte importante para ingresar en el negocio del gas y la electricidad.

Sobre el negocio de lubricantes y Gases Licuados del Petróleo (GLP) se impulsará el crecimiento en Asia y Sudamérica, en el primer caso; y en el sur de Francia y Marruecos, en el segundo.

El objetivo del grupo, tras desprenderse de su participación en Gas Natural por 3.816,3 millones de euros, es alcanzar los 2,5 millones de clientes minoristas de gas y electricidad en España en el 2025, con una cuota de mercado superior al 5% y una capacidad de generación 'verde' de 4.500 megavatios (MW).