El jueves Bayer comprará Monsanto — Todo listo

Ajustar Comentario Impresión

La compra de Monsanto estaba pactada desde hace dos años y se espera que se concrete este jueves por 63 mil millones de dólares. En el mercado mexicano, la multinacional tiene marcas como Asgrow y Dekalb, cuenta con cuatro plantas de producción y siete centros de investigación. "Duplicaremos el tamaño de nuestro negocio agrícola y crearemos un líder de innovación en agricultura, posicionándonos para aprovechar el potencial de crecimiento a largo plazo en este sector", aseguró Werner Baumann, presidente del Consejo de Dirección de Bayer AG. En algunos países como Italia, su uso está restringido.

Ante la magnitud que alcanzaría la compañía en México, el órgano antimonopolios nacional determinó que la transacción de compra-venta estaba condicionada a la venta o desinversión de los negocios de semillas de algodón genéticamente modificado, la totalidad de semillas vegetales y ciertos herbicidas no selectivos de Bayer.

Monsanto, el mayor, aunque no el único, fabricante de semillas modificadas genéticamente, ha sido objeto de la oposición de activistas del medioambiente a su tecnología.

La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), que dirige Alejandra Palacios, resaltó que los mercados que condicionó "presentan altas barreras a la entrada, relacionadas principalmente con la dificultad y el tiempo que requiere la investigación y desarrollo de nuevos productos, las restricciones normativas y los altos montos de inversión". "Sumando el negocio de Monsanto y restando los negocios que se venderán, los negocios de salud y agricultura habrían sido aproximadamente iguales en tamaño en 2017, con una facturación pro forma total de unos 45.000 millones de euros, de los que unos 20.000 millones corresponderían al negocio agrícola combinado", destacó la compañía.

"Bayer sigue siendo el nombre de la empresa. Monsanto como nombre de empresa no será mantenido", señaló el comunicado de Bayer publicado el lunes.

Bayer ha tenido que vender algunos negocios por 7.600 millones de euros a BASF para cumplir las condiciones establecidas por las autoridades reguladoras.

Basf es una sociedad alemana que opera a nivel mundial y posee un negocio para la protección de cultivos (insecticidas, fungicidas y herbicidas), así como fertilizantes y productos para el tratamiento de semillas.

Monsanto tendría el dudoso honor de ser una de las empresas con peor imagen corporativa del mundo, debido que se trata del mayor productor mundial de semillas transgénicas (especialmente de maíz y soja), además de ser muy cuestionados por los ecologistas por la venta de herbicidas como el Roundup.

EL UNIVERSAL buscó a Bayer y Monsanto para conocer su posición sobre la decisión de la Cofece, pero ambas empresas prefirieron no hacer declaraciones.