Pompeya: Hallan esqueleto de hombre que escapaba de la erupción

Ajustar Comentario Impresión

Aseguran que la piedra golpeó su torso con una fuerza tremenda, posiblemente decapitándolo, y que aún no han encontrado su cráneo. Las imágenes enseñan la mitad inferior de un esqueleto que se extiende desde debajo de la piedra.

Los arqueólogos que estudian este esqueleto en particular notaron que la víctima probablemente estaba herida o incapacitada previamente, pues encontraron en la tibia de una pierna indicios de una infección ósea. Se calcula que se trata de un hombre por la densidad de los huesos, se presume que pudo tener hasta 30 años de edad cuando falleció y que la explosión volcánica que expulsó la roca que lo mató estuvo a 8 kilómetros de distancia cuando trató de huir del riesgo latente.

Es "la primera víctima" que emerge en este lugar, destacó el director del yacimiento Massimo Osanna, quien calificó el hallazgo de "excepcional" y dijo que es además, "un testimonio muy dramático de la erupción" que sepultó la urbe hace dos milenios.

Más allá del impacto emocional de estos descubrimientos, la capacidad de compararlos en términos de sus patologías y estilos de vida, así como la dinámica de su escape de la erupción, pero sobre todo para investigarlos con instrumentos cada vez más específicos y el profesionalismo presente en el campo, contribuyen a una imagen cada vez más precisa de la historia y la civilización de la época. Los temblores producidos por el volcán podrían haber causado la caída de la mampostería pero los funcionarios de Pompeya también señalan que la piedra podría haber sido "arrojada violentamente por la nube volcánica".

Sus restos fueron encontrados entre el callejón de los Balcones y el de Bodas de Plata, ambas zonas descubiertas recientemente y en las que trabajan los arqueólogos en la actualidad.

Los expertos ya tienen una teoría de la muerte del pompeyano.

Una roca cayó sobre su cabeza cuando intentaba huir de la erupción del volcán Monte Vesubio.

Esto, dicen los investigadores, significa que el sujeto probablemente sobrevivió la primera etapa de la erupción. Al excavarse las ruinas de Pompeya los cadáveres aparecieron de manera rápida.El primero de ellos fue descubierto el 19 de abril de 1748.El arqueólogo Giuseppe Fiorelli, quién dio un gran impulso al examen científico de Pompeya en el siglo XIX fue el gestor de una idea de gran importancia.