Nicaragua confirma 15 muertos y 199 heridos

Ajustar Comentario Impresión

Los tranques en las carreteras fueron establecidos por campesinos y pobladores de diferentes provincias de Nicaragua, con el objetivo de presionar para que el presidente Daniel Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, renuncien a sus cargos, a raíz de los actos represivos que dejaron más de 76 personas muertas desde el 18 de abril pasado.

El ataque ocurrió mientras las mujeres que perdieron a sus hijos en manifestaciones contra el presidente Daniel Ortega agradecían a cientos de miles de nicaragüenses haberlas acompañado en la caminata con motivo del Día de las Madres, que se celebra cada 30 de mayo.

Al menos cinco muertos y más de 20 heridos dejaron este miércoles los disturbios ocurridos en las manifestaciones a favor y en contra del gobierno en Nicaragua, en una sangrienta jornada en la cual también fueron atacados dos medios de comunicación opositores, informó la policía y la oposición. Los 11 fallecidos elevan a 98 el número de personas asesinadas en mes y medio.

Los manifestantes opositores se refugiaron en la sede de la Universidad Centroamericana (UCA) y en la Catedral de Managua, donde estudiantes levantaron a toda prisa barricadas para defenderse de posibles nuevos ataques. AI acusó al Gobierno de ejercer "una represión letal" contra los manifestantes.

Miles de personas marcharon contra el gobierno de Ortega.

Durante los incidentes también resultaron quemadas instalaciones de la emisora oficialista Radio Ya, una cooperativa de crédito rural.

El director de radio Darío, Aníbal Truño, denunció que quemaron sus plantas de transmisión en la ciudad de León.

En tono desafiante, manifestó que, aunque el dolor de las madres es inmenso por la pérdida de sus hijos, eso no puede llevar a la destrucción ni a la guerra.

Posteriormente, la canciller Denis Moncada leyó un comunicado del gobierno que aseguraba "que esta situación de violencia delincuencial que han generado grupos políticos de Oposición con Agendas Políticas Específicas, activando formatos delictivos para aterrorizar a las Familias, constituye una conspiración que viola la Constitución de la República y pretende seguir destruyendo la Seguridad y la Vida de las Familias nicaragüenses". "Los dueños de Nicaragua somos todos los nicaragüenses, independientemente del pensamiento político, ideológico o religioso", añadió el gobernante.

Este miércoles la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la secretaria general de la Organización de Estados Americanos (OEA) acordaron crear un grupo de expertos independientes para investigar la violencia en las protestas de Nicaragua, que contó con la anuencia del gobierno.

El Parlamento Europeo, por su parte, en una resolución no legislativa, denunció el deterioro de la democracia y el estado de derecho en Nicaragua en los últimos 10 años, en los que Ortega ha gobernado. Coffin, que ganó oro para Nicaragua en los 90 kilogramos, murió en el Hospital Militar Escuela Dr. Alejandro Dávila Bolaños tras ser herido con arma de fuego, indicó el Ejército de Nicaragua en una declaración.