EU y México inician una guerra comercial por impuesto al acero

Ajustar Comentario Impresión

El secretario de Comercio de EE.UU., Wilbur Ross, ha anunciado este jueves la imposición de aranceles sobre el acero y el aluminio de la Unión Europea, Canadá y México a partir de este viernes.

No obstante, sostuvo que todavía existe tiempo para evitar una guerra comercial antes de que un conflicto económico de ese tipo arroje por la borda la prosperidad tanto de Estados Unidos como de sus aliados.

Primero, el precio de algunos productos que todo el mundo compra probablemente suba.

Canadá impondrá tarifas de 25 por ciento al acero y aluminio procedente de Estados Unidos, así como a más de 100 productos de ese país, en respuesta a la imposición del arancel que le impuso su mayor abastecedor de acero y aluminio.

México y Canadá habían quedado exentos de esta medida bajo la condición de alcanzar un buen acuerdo TLCAN, pero eso ya no es así. Y que los aranceles crearán empleos en Estados Unidos.

Esta semana, la revista alemana 'WirtschaftsWoche' informó de que Trump le dijo recientemente al presidente francés, Emmanuel Macron, que mantendría su política comercial con el objetivo de detener a los automóviles Mercedes-Benz que circulan por la quinta avenida de Nueva York.

"Esta decisión no es solo ilegal, sino un error en muchos aspectos", ha dicho, antes de advertir de que "el nacionalismo económico lleva a la guerra". "Eso es exactamente lo que ocurrió en la década de 1930". "La UE no puede quedarse sin reaccionar", ha agregado Juncker. "No vamos a quedarnos sin responder ante una agresión contra la Unión Europea".

Ante los aranceles impuestos, el gobierno de México anunció que impondrá medidas equivalentes a diversos productos como aceros planos, esto es lamina caliente y fría, incluidos recubiertos y tubos diversos.

La secretaría mexicana advirtió que los aranceles al acero y el aluminio afectarán a sectores estratégicos para América del Norte, como el automotriz, el aeroespacial y el electrónico.

Así lo anunció Presidencia de México luego de una llamada telefónica entre el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau y el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto.

La iniciativa privada estadounidense es de los principales críticos de la medida ya que aseguran que la industria de manufactura de ese país podría resultar muy afectada. "Es inconcebible que Canadá pudiera ser considerada una amenaza a la seguridad nacional de Estados Unidos".

No está claro cuánto caerán las importaciones si Trump cumple con los aranceles. Todo en el marco de una negociación del Tratado de Libre Comercio -TLCAN- que nada más no se logra. Pero las negociaciones se estancaron.

Getty Images/iStockphoto Los aranceles son a productos estadounidenses. Pero ambas partes no pudieron llegar a un acuerdo.

Los impuestos a las importaciones darán un impulso a las compañías estadounidenses del acero y el aluminio al encarecer los metales extranjeros. Ryan consideró que existen formas mejores de ayudar a los trabajadores y consumidores estadounidenses y que planea trabajar con Trump en "esas opciones mejores". En entrevista con CNBC el jueves, Ross dijo que son "puntos en la pantalla del radar".