El euro toca mínimos de julio ante la tormenta política en Italia

Ajustar Comentario Impresión

El Ibex 35 ha finalizado la sesión con una caída del 0,63%, hasta perder la cota de los 9.800 puntos, lastrado por las incertidumbres políticas en España e Italia, con lo que acumula cuatro sesiones consecutivas en 'rojo'.

Así, el líder del M5S, Luigi Di Maio, ha argumentado en las últimas horas que los mercados no tenían miedo de un Gobierno formado por las dos fuerzas sino que "están preocupados por la inestabilidad". Se produce después de que el primer ministro designado, no lograra obtener el apoyo de los principales partidos políticos, ni siquiera para un gobierno provisional.

El economista Carlo Cottarelli, que fue postulado por Sergio Mattarella -presidente de Italia- como primer ministro, no logró presentar un gabinete con chances de ser aprobado por el Parlamento y se postergó cualquier decisión sobre la formación de un nuevo gobierno para el día de hoy.

La reunión de hoy entre Mattarella y Di Maio fue la primera desde que el jefe del M5S anunciara su intención de promover un proceso de destitución contra el jefe del Estado después de que no aceptara su lista de ministros, una idea que finalmente ha abandonado y para la que no contaba con apoyos suficientes en el Parlamento. Los inversores están atentos a los movimientos políticos tras la moción de censura contra el Gobierno de Mariano Rajoy, que se debatirá hoy y se votará mañana viernes en el Congreso.

Salvini se niega a retocar el Ejecutivo pactado con el M5E y a sustituir al controvertido Savona.

En Italia, la bolsa de Milán subió más de un 2 por ciento ante la esperanza de que se evite una convocatoria de elecciones que podría convertirse en un referéndum sobre el euro.

Esta posición hizo temer a Mattarella el riesgo de un enfrentamiento con la dirigencia de la UE, con probables consecuencias negativas para Italia, motivo por el cual rechazó el nombre de Savona (acusado de querer salir del sistema monetario europeo, basado en el euro) y de hecho el nuevo ejecutivo, basándose en los poderes que la concede la constitución.

Salvini, que ha demostrado una audacia notable, crece en los sondeos y pide elecciones en septiembre. Esta solución aboca a unas elecciones que los partidos reclamaban ayer, mientras escalaba la prima de riesgo y las bolsas se desplomaban.