Anunció que los aranceles a China siguen vigentes

Ajustar Comentario Impresión

Washington divulgará antes del 15 de junio una lista de bienes chinos valuados en unos 50.000 millones de dólares que serán objeto de un arancel del 25 por ciento, dijo la Casa Blanca en un comunicado.

El gobierno también prevé restringir la inversión china en Estados Unidos y limitar las exportaciones estadounidenses de productos de tecnología de punta a China, informó el martes la Casa Blanca.

El anuncio se produce una semana después de que el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, dijera que la administración de Trump renunciaría a la imposición de aranceles, mientras que las dos partes continuaron las negociaciones para evitar una guerra comercial.

La guerra comercial sino-estadounidense, es preciso aclararlo, todavía no ha comenzado.

Este mediada cobra gran importancia a medida que aumentan las tensiones entre los EEUU y China.

El Ministerio de Comercio de China reaccionó rápidamente con un breve comunicado, diciendo que estaba sorprendido y considera que el anuncio va en contra del consenso que ambas partes habían alcanzado recientemente.

La marina china les ordenó que partieran y los expulsó de la zona, según la agencia de noticias estatal Xinhua.

La medida ocurre luego de que hace poco mas de una semana Estados Unidos anunciara un freno a la posibilidad de una inminente guerra comercial con el gigante asiático.

Pekín reivindica la casi totalidad del Mar de China Meridional a pesar de un arbitraje internacional de 2016 que lo rechazó.

Durante muchos años, China ha seguido políticas industriales y prácticas de comercio desleal -incluyendo dumping, barreras no arancelarias discriminatorias, transferencia forzada de tecnología, sobrecapacidad y subsidios industriales- que defienden las empresas chinas e imposibilitan que muchas empresas estadounidenses compitan en un campo de juego nivelado.

Como parte del programa Hecho en China 2025, el gobierno chino se ha trazado el objetivo de incrementar la participación de empresas de su país en el mercado doméstico de 60 a 80% en las supercomputadoras y de 40 a 60% en los productos inteligentes manufacturados entre 2020 y 2025.