Siguen las complicaciones tras las erupciones del volcán Kilauea en Hawái

Ajustar Comentario Impresión

De hecho, la central ha sido objeto de demandas que critican su ubicación, en el flanco de uno de los volcanes más activos del mundo.

Además, personal del complejo PGV, una planta de energía geotérmica que proporciona alrededor del 25.0 % de la energía en la Isla Grande de Hawái, aseguró un segundo pozo contra la liberación de gas, que podría volverse tóxico si se mezcla con la lava.

La lava que penetró en las instalaciones se encontraba a 40 metros (130 pies) del pozo más cercano, según señaló David Mace, portavoz de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias. La principal preocupación es el dióxido sulfúrico emitido por la erupción y la lava que llega. Entró en erupción el pasado 3 de mayo, forzando la evacuación de 2.000 personas de sus hogares ubicados en la montaña.

A principios de mes, las autoridades retiraron de la planta 132,200 litros (50,000 galones) de un gas potencialmente tóxico.

Las fisuras de lava han destruido amplias zonas del lado sureste de la Isla Grande de Hawía, durante las últimas tres semanas a medida que Kilaeau se ha vuelto más activo y peligroso, apuntó el OVH, dependiente de Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés).

El vecindario de Leilani Estates (Hawái) se encuentra bajo orden de evacuación tras una nueva alerta del movimiento de la lava del volcán Kilauea.

La agencia advirtió que la ceniza se dirigía al noroeste y que podía pulverizar a cualquiera en la zona de la cumbre. UU tomó un descanso de dar actualizaciones serias sobre la erupción volcánica de Kilauea en Hawai para confirmar que no, no se debe asar malvaviscos sobre los respiraderos volcánicos en erupción. Las autoridades afirman que no se han registrado emanaciones de gases en el lugar.