Cuba presenta sus avances en derechos humanos en Ginebra

Ajustar Comentario Impresión

Estados Unidos utilizó, además, el EPU para demandar 'independencia judicial', 'la libertad de individuos detenidos de manera arbitraria' y el alegado derecho de los cubanos a elegir su futuro, lista que era más larga, pero fue interrumpida por la presidencia de la sesión, porque cada país debía expresar su mensaje en 50 segundos.

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, inició este lunes una gira por dos países de Europa para participar en actividades que posicionen a la isla como referente en temas de derechos humanos.

Rodríguez también denunció las campañas político-mediáticas contra Cuba, "que tergiversan nuestra realidad; buscan desacreditar al país y omitir los indiscutibles logros en materia de derechos humanos".

El EPU, creado en 2016, es una práctica a la que deben someterse todos los Estados miembros de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), cada cuatro años y medio.

Este 16 de mayo Cuba expondrá un informe que da seguimiento a las recomendaciones elaboradas, sistematiza estadísticas y resume las consultas realizadas a diferentes actores, en medio del XXX período de sesiones del Grupo de Trabajo del Examen Periódico Universal (EPU), un mecanismo del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Cuba presenta sus avances en derechos humanos en Ginebra

Previo a la intervención del canciller cubano, la opositora Rosa María Payá, hija del disidente cubano fallecido en 2012 Oswaldo Payá, manifestó que Cuba "se burla" del Consejo de Derechos Humanos y que el informe presentado a esta instancia a nombre de organizaciones no gubernamentales es "ficticio".

Es la primera vez que el Gobierno estadounidense "habla" en esos términos sobre la "legitimidad del régimen cubano", dijo Gutiérrez.

Es de destacar, que en la región Cuba es el único país que cumplió los objetivos globales de Educación para Todos (2000-2015).

Tras la intervención de Rodríguez, las delegaciones de los países miembros del Consejo de Derechos Humanos comentaron el informe de Cuba y formularon recomendaciones al Gobierno, entre las cuales pidieron que garantice las libertades de expresión, asociación, reunión pacífica y de prensa.