Corea del Norte podría anular cumbre Kim-Trump por ejercicios militares

Ajustar Comentario Impresión

Todavía esperamos que se realice la reunión prevista para el 12 de junio en Singapur y continuaremos por ese camino; sin embargo, al mismo tiempo estamos preparados para que estas sean unas negociaciones difíciles, dijo la vocera de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, en una entrevista con la cadena televisiva Fox News.

Este martes, Nauert apuntó que "no hemos escuchado nada desde ese gobierno o el gobierno de Corea del Sur para indicar que no deberíamos seguir con esos ejercicios militares o que no deberíamos seguir preparando la reunión".

Corea del Sur y Estados Unidos realizan regularmente ejercicios militares conjuntos que siempre han suscitado el rechazo del régimen de Pyongyang, que los considera como una amenaza y un ensayo para una eventual invasión del norte.

En los ejercicios militares, que está previsto que comiencen el próximo día 18, participa un centenar de aviones, entre ellos ocho del tipo F-22, indetectable al radar, así como cazabombarderos F-15 y bombarderos estratégicos B-52.

El texto hace referencia a la llamada "Declaración de Panmunjom" que el pasado 27 de abril firmaron el líder norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente surcoreano, Moon Jae-in, en la cual se establece un compromiso por la paz permanente y la "completa desnuclearización" en la península coreana.

Una combinación de imágenes muestra al líder norcoreano, Kim Jong Un, en Pyongyang, Corea del Norte, y al presidente estadounidense, Donald Trump, en Palm Beach, Florida, Estados Unidos, respectivamente de archivos de Reuters.

Los analistas del Centro James Martin para Estudios de No Proliferación también concluyeron que Corea del Norte estaba derribando otros edificios cercanos al sitio de pruebas, aunque especulan que Pyongyang puede estar tratando de eliminar información confidencial de su programa nuclear.

"EE.UU. también tendrá que llevar a cabo cuidadosas deliberaciones sobre el destino de la cumbre prevista entre Corea del Norte y EE.UU. a la luz de este provocativo alboroto militar realizado conjuntamente con las autoridades de Corea del Sur", dijo KCNA. Kim podría estar buscando que Trump aparezca como el responsable de arruinar las conversaciones, según los expertos.