Vidal anuncia una baja de la mortalidad infantil en territorio bonaerense

Ajustar Comentario Impresión

La gobernadora de la provincia de Buenos Aires María Eugenia Vidal anunciará hoy una importante baja e n la mortalidad infantil y materna, según se informó a través de un comunicado.

En el comienzo de la conferencia, Vidal habló de la herencia recibida en materia de salud y resaltó que "aún hay muchas deudas, pero la baja de estas cifras demuestra que estamos mejorando". Su ministro de Salud, Andrés Scarsi, en diálogo con DIB atribuyó el descenso a "la estrategia que estamos llevando adelante" que consiste en "ordenar la demanda de las pacientes embarazadas orientándolas y derivándolas a los hospitales que corresponda según su grado de complejidad".

"Cuando iniciamos esta gestión asumimos un fuerte compromiso con la salud pública en la provincia, porque sabemos que los vecinos merecen un mejor servicio y esto tiene que ver con la atención de los profesionales, con los insumos y con la infraestructura hospitalaria", dijo Vidal.

Como explicaron ayer las autoridades del ministerio de Salud provincial, estas reducciones estarían directamente relacionadas con las acciones de cuidado de las madres mientras cursan su embarazo así como también a la atención de los recién nacidos por parte de los equipos de neonatología.

El año pasado se registraron en territorio bonaerense 229 (8,5%) muertes menos en niños de hasta un año de edad. Se trata de una cifra absoluta de 2.461 defunciones en 2017 en comparación con las 2.690 producidas en 2016.

En tanto, la Tasa de Mortalidad Materna mermó de 3.4 en 2016 a 2.8 en 2017, siguiendo la tendencia descendente que comenzó en 2016 e igualando al número histórico más bajo en la Provincia en 2013. Durante el anuncio que se realizó en la Casa de Gobierno en La Plata, la Gobernadora destacó además que "hemos puesto en valor la mitad de las guardias de los hospitales públicos y terminaremos el total el año que viene". Es decir, que el año pasado se registraron 20 (21,5%) muertes maternas menos que en 2016: de 93 a 73. Por ejemplo, un embarazo que tiene posibilidad de ser riesgoso -tanto para la vida de la madre como para la del bebé- es derivado a un hospital provincial con maternidad de alta complejidad. En el caso de los bebés prematuros, se realiza un seguimiento durante los primeros 6 meses de vida.