Ejército israelí afirmó que al menos 24 muertos de Gaza eran "terroristas"

Ajustar Comentario Impresión

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan advirtió que la cumbre islámica del viernes sobre los palestinos enviará "un mensaje fuerte al mundo".Irlanda convocó en Dublín al embajador israelí, y fue seguida por Bélgica que llamó a la embajadora Simona Frankel, después que calificara de "terroristas" a todas las víctimas de Gaza, según Bruselas.La UE y Londres hicieron llamados a la calma y al igual que Pekín y Francia, criticaron sobre todo al uso de la fuerza desproporcionada por parte de Israel.El Consejo de Derechos Humanos de la ONU y la organización Amnistía Internacional, considerados enemigos por Israel, se refirieron a las acciones israelíes como "crímenes de guerra".

UU. ante la ONU, Nikki Haley, condenó la provocación de Hamás y aseguró que su aliado Israel había actuado con moderación.

Colau se pronunció a favor de una "solución justa" basada en el diálogo y las resoluciones de las Naciones Unidas al recordar los "setenta años de injusticia, expulsión y desposesión del pueblo de Palestina".

"La protesta marcó el 70 aniversario de Nakba, además de la protesta contra el traslado de la embajada de Estados Unidos [de Tel Aviv] a Jerusalén".

Hospitales desbordados por más de un millar de heridos de bala y el demoledor luto de 60 cortejos fúnebres en una sola jornada contribuyeron el martes a frenar las protestas palestinas en la frontera de Gaza con Israel.

El líder jordano dio instrucciones para que se envíen suministros médicos y humanitarios a Gaza para ayudar a reducir el sufrimiento de los palestinos.

Mientras tanto, Estados Unidos defendió hoy durante una reunión de urgencia del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas la violencia empleada por Israel. "Debería haber una investigación sobre esto", indicó.

Llamado similar externó el portavoz del gobierno alemán, Steffan Seibert, quien abogó por la creación de una comisión de investigación independiente, que puede aclarar los incidentes violentos y las violaciones sangrientas en Gaza. "Jerusalén es la capital de los palestinos y todos estamos unidos contra la decisión de EU", dijo Isam Baqer, participante en la marcha de Ramalá.

Cerca de la tumba de Raquel en Belén, a las afueras de Ramalá, en el puesto de control de Qalandiya y en el área de Nablús, los manifestantes palestinos se enfrentaron a las Fuerzas de Defensa Israelíes (FDI), que lanzaron bombas de gas lacrimógeno desde drones.

Países de la Unión Europea insistieron en que "las fuerzas de seguridad israelíes deben abstenerse de un uso excesivo de la fuerza contra civiles desarmados".

Ante legisladores mexicanos y diplomáticos extranjeros, el embajador de Palestina en México, Mohamed Saadat, culpo a Estados Unidos de agudizar la crisis entre palestinos e israelíes. "Hamas está provocando intencionalmente y cínicamente esta respuesta", afirmó el vocero del presidente Donald Trump, tras afirmar que "Israel tiene derecho a defenderse".