Cayeron los "Gypsy Kings"

Ajustar Comentario Impresión

Durante los procedimientos quedaron detenidos dos líderes de la banda denominada "Los Gypsy Kings", de 61 y 62 años, y otros ocho integrantes de entre 20 y 55, según informaron las fuentes. Los operativos fueron realizados en Junín, Pergamino, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y Neuquén.

Una súper banda de delincuentes de origen gitano que se dedicaba a cometer defraudaciones y estafas fue desbaratada por la policía bonaerense, luego de 30 allanamientos realizados en Junín, Pergamino, y las ciudades de Buenos Aires y Neuquén. En los procedimientos, la policía secuestró en poder de la banda 80 millones de pesos, joyas, euros, dólares y francos suizos, 80 autos de alta gama, 17 camiones, 12 camionetas 0 km, nueve motos, 15 Televisores LCD, equipos de audios, aparatos de electrónica, motosierras nuevas, autos de colección infantil, entre otros elementos.

Los voceros informaron que se trata de un clan familiar en el que cada uno de sus integrantes cumplía roles diferentes y que llevaba una vida ostentosa que incluía viajes a distintos países y hoteles de lujo. Además, tenían pensado concurrir todos juntos al Mundial de Rusia.

Por último, el funcionario provincial añadió: "lo que estamos haciendo contra todo tipo de delitos y el crimen organizado es constante, porque el objetivo es que los bonaerenses vivan cada día más tranquilos".

- La investigación estuvo a cargo de efectivos de la DDI Junín, quienes comenzaron las pesquisas hace aproximadamente un año. La causa está caratulada asociación ilícita, lavado de activos y estafas reiteradas, e interviene en la misma el Juzgado Federal de Junín, a cargo de Pedro Plou. Además, los miembros de la banda montaban toda una farsa alrededor de su accionar y se comunicaban con personas haciéndose pasar por empleados de entidades bancarias y financieras. Según las fuentes, tenían cajas de seguridad en el Banco Francés de Junín, donde se incautó la mayor cantidad de dinero y joyas.

La Policía constató que el dinero recaudado lo insertaban en el mercado legal bajo la fachada de compra-venta de vehículos y que, por ello, los dos jefes del clan habían incrementado su patrimonio de manera inusitada.