Ganancias de las 1.000 empresas más grandes fueron de $44 billones

Ajustar Comentario Impresión

Según las cifras presentadas ayer por la Supersociedades (con base en los reportes individuales de las compañías), los ingresos de las 1.000 empresas sumaron $600,2 billones en 2017, un crecimiento de 5,9%, impulsado, en gran parte, por las 20 compañías que encabezaron el ranking, las cuales aportaron 28,7% de ese total con $172,6 billones en ventas.

Entre tanto, las más importantes medidas por utilidades fueron Ecopetrol, Cenit, EPM, Grupo Aval, Bavaria, Ocensa, Grupo Energía Bogotá (GEB), ISA, Grupo Bolívar (banco Davivienda) y Carbones del Cerrejón.

El patrimonio, por su parte, se incrementó en el último ejercicio de $474 billones a $524,9 billones, cifra que refleja un aumento del 10,72%. Asimismo, el informe reveló que las ganancias de estas compañías (las 1.000) fueron de $44.93 billones en el ejercicio cerrado a 31 de diciembre de 2017.

¿Qué empresas aportaron más?

El segundo sector que más aportó en los ingresos fue el minero-hidrocarburos, con un peso de 22,5% ($135,18 billones); luego construcción, 2,88% ($$17,29 billones); y agropecuario, con 1,5% ($9,51 billones).

Según el informe por sectores, el que registró mayores ingresos en 2017 fue el de servicios, con 155.5 billones de pesos.

En ese rubro, el top cinco lo encabezaron Ecopetrol ($49,69 billones), Terpel ($12,49 billones), Almacenes Éxito ($11,25 billones), Refinería de Cartagena tras ($9,15 billones); y Comcel (Claro) con $8,44 billones. El sector de comercio tuvo ganancias de 1.8 billones de pesos. Además, agregó que la vida de los cerca de 50 millones de colombianos está ligada al petróleo y que, por cada peso que produce el sector, se generan $ 1,65 en el resto de la economía.

En cuanto a ganancias y según el informe del ente de control y vigilancia, el sector que obtuvo mayores ganancias en 2017 fue el de servicios que reportó 18.3 billones de pesos seguido por el de minas e hidrocarburos que alcanzó los 14.57 billones de pesos y luego, por el manufacturero, que llegó a 8.4 billones de pesos.