Creen haber resuelto el misterio del vuelo desaparecido — Malaysia Airlines

Ajustar Comentario Impresión

La razón es que Zaharie despresurizó a propósito el avión para que la tripulación estuviera inconsciente.

Ello explicaría por qué no hubo ningún pedido de ayuda, ni mensajes de adiós, ni intentos de llamados de emergencia.

Aunque se destinaron cientos de millones de dólares en una investigación que llevó cuatro años, los restos del avión no fueron hallados.

El equipo de "60 Minutes" -que incluyó a especialistas de aviación, al ex jefe de la Oficina de Seguridad de Trasporte Australiana que estuvo a cargo de las investigaciones sobre el accidente y a un oceanógrafo- presentaron la que creen ser la teoría más probable.

"El gran punto de discusión es ese momento en que el piloto apaga el transponedor y despresuriza el avión, dejando inconscientes a los pasajeros", dice Larry Vance, un investigador aeronáutico de Canadá. "Y lo hizo deliberadamente". Dicho movimiento habría respondido a una decisión del piloto, Zaharie Ahmad Shah, quien, antes de suicidarse, habría querido ver por última vez la ciudad de Penang (Malasya), en la que nació.

"Si se observa atentamente, se puede percibir que hace un giro hacia la izquierda, y después empieza un largo giro hacia la derecha". Y luego gira hacia la izquierda. "Alguien estaba mirando por la ventana", asegura, "pudo ser una despedida emotiva". "O un pequeño, emotivo adiós a su ciudad".

El vuelo 370 de Malaysia Airlines, que cubría la ruta Kuala Lumpur (Malasia) a Beijing (China), desapareció del radar el 8 de marzo de 2014, en lo que se considera uno de los grandes misterios de la aviación contemporánea. El brutal informe final de la Autoridad de Seguridad de Transporte de Australia dijo que las autoridades no estaban más cerca en conocer las razones de la desaparición del avión o la ubicación exacta de sus restos. Y la respuesta es que así fue porque el piloto así lo quiso.

El piloto e instructor de vuelo Simon Hardy ha reconstruido el vuelo a partir de la información de radares militares, y concluyó que Shah dirigió el avión sobre la frontera de Malasia y Tailandia para que ninguno de los dos países lo detectara. "Si alguien me diera la tarea de hacer desaparecer un 777, haría exactamente lo mismo", agregó el comandante. "Por lo que sé, es un vuelo muy preciso y él hizo el trabajo", aseguró.

Sin embargo, como escribió el sitio de noticias australiano News.com.au, las hipótesis de los expertos no son más que teorías, y no totalmente nuevas. Un grupo llamado Brigada de los Mártires Chinos se atribuyó la responsabilidad por la desaparición, aunque los investigadores siempre se mostraron escépticos.

Además, dos pasajeros estaban volando con pasaportes falsos, aunque al parecer uno de ellos era un solicitante de asilo, sin conexiones con el terrorismo.