Congo teme que onda de calor afecte vacunas contra el ébola

Ajustar Comentario Impresión

El director general de la Organización Mundial de la Salud, el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, visitó este domingo la localidad de Bikoro, en la provincia del Ecuador, en el noroeste de la República Democrática del Congo, para evaluar la respuesta al actual brote de ébola declarado el pasado 8 de mayo.

Hay noticias de hasta dieciocho fallecidos con signos de la enfermedad, y tres más, entre ellos dos enfermeras, anunciados hoy por el encargado médico de la zona.

La OMS tiene especial preocupación por dos países que están conectadas con el Congo a través de sistemas de ríos: la República del Congo y la República Centroafricana.

Por los datos de la OMS, el número de casos de infección por el virus del Ébola en la República Democrática del Congo ascendió a 41, incluidos dos casos confirmados en laboratorio y 20 muertes por la enfermedad.

La OMS y el Ministerio de Salud del país africano colaboran en la recogida y análisis de muestras y llevan a cabo un análisis retroactivo de la cadena de transmisión para comprender mejor el brote.

El primer equipo multidisciplinario formado por expertos de la OMS, la organización Médicos Sin Fronteras (MSF) y la División Provincial de Salud viajó la víspera a Bikoro para fortalecer la coordinación y las investigaciones, justo después de que la RDC (antes Zaire), anunció el resurgimiento del virus.

La peor epidemia de ébola conocida se declaró en marzo de 2014, con los primeros casos que se remontan a diciembre de 2013 en Guinea Conakri, desde donde se expandió a Sierra Leona y Liberia.

La FICR, por su parte, está aportando el material que le queda del último brote de ébola, registrado en mayo de 2017 también en el país.

"Estamos muy preocupados porque el área donde ha surgido es remota y muy pobre y con un acceso muy precario, con lo que la llegada de asistencia es un desafío en sí mismo", afirmó el director de emergencias de la OMS, Peter Salama.

Se trataría de dos enfermeras que han tenido trato con los pacientes en la zona de Bikoro y otra persona más en Iboko, según confirmó el responsable médico de Bikoro a Radio Okapi, la emisora de la Organización de las Naciones Unidas en República Democrática del Congo.