Banxico reconoce ciberataque; recursos de clientes están seguros

Ajustar Comentario Impresión

La cifra no ha sido anunciada oficialmente, pero trascendió en diversos medios que el monto podría ser entre 300 y 400 millones de pesos.

Luego de que desde hace dos semanas comenzaran los fallos en el Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI), que permite realizar transferencias electrónicas a través de la banca por internet o de la banca móvil, el Banco de México (Banxico) anunció la creación de una nueva dirección de Ciberseguridad y reformas a su reglamento interior. Cientos de movimientos llevaron el dinero hacia otras instituciones financieras en donde los atracadores retiraron el dinero en efectivo sin dejar rastro. La sospecha de que los atracadores contaron con la ayuda de trabajadores del mismo sistema bancario domina en las investigaciones.

Por su parte el presidente de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), Mario Di Costanzo, el servicio se normalizará cerca de este mediodía. "En todo momento los bancos responderán a la confianza de sus clientes", aseguró la ABM.

"Lo importante es que los usuarios tengan la seguridad de que su dinero está seguro". De hecho, el domingo pasado Citibanamex cayó por completo y no permitió que los usuarios retiraran dinero; y mucho menos que hicieran uso de su tarjeta. "Para el dinero de los clientes es absolutamente confiable hacer transacciones el día de hoy, es algo tan usual en el mundo que nos es una novedad" Afirmó. Siendo viernes y fin de mes, varios mexicanos esperaban el pago de sus salarios por lo que algunos usuarios comenzaron a denunciar las irregularidades.

Si notas alguna irregularidad, habla a la Condusef o al banco correspondiente.

Desde el banco central han señalado que las transferencias sospechosas ocurrieron en ese eslabón.

Las siglas significan Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios. ¿Pero qué es? Allí comenzó la ralentización de todas las operaciones bancarias en México. Di Costanzo dijo que la institución financiera reconoció que los pagos estaban cayendo más lento, pero que acabarán con el proceso durante el día.

"¿Qué tan fácil es que alguien ajeno pueda entrar a las bancas móviles y al sistema de Banco de México?, en teoría debería de ser lo suficientemente robusto para evitarlo", criticó Vergara.

Explicó que las instituciones bancarias realizan un desarrollo para poder conectarse con el SPEI y otros adquirieron el paquete disponible en el mercado, por lo que consideró que la vulnerabilidad se encuentra ahí.

Después, las autoridades financieras dijeron que son entre 18 y 20 las instituciones afectadas por esta irregularidad.

El banco más grande del país, tuvo una nueva falla en recepción de nómina está causando serios problemas a sus clientes.