Alicia Gordoa hace historia

Ajustar Comentario Impresión

Esta noche se escribirá historia pura para el beisbol mexicano, pues Luz Alicia Gordoa se convertirá en la primer mujer ampáyer que oficie en un juego oficial de la Liga Mexicana del Pacífico, cuando los Guerreros de Oaxaca y los Diablos Rojos del México se enfrenten en el Estadio Fray Nano.

Antes de salir al terreno de juego, Gordoa recibió la bendición de su hija, quien viajó a la Ciudad de México para acompañar a su madre en el histórico momento que vivió ella.

Gordoa estuvo acompañada en la conferencia de prensa por Luis Alberto Ramírez, director de umpires de la Liga Mexicana de Beisbol.

"Mi sueño e ilusión no quedan en sólo debutar".

La sinaloense estará a cargo de la tercera base en el cuerpo de cuatro umpires que darán legalidad a los tres juegos entre el México y Oaxaca en la capital azteca, lo que marcará un hito en el deporte rey y significará el reto más grande de su carrera. "El licenciado Javier Salinas está apoyando mucho a la equidad de género y hay que aprovechar", apuntó Luz Alicia, quien en este 2018 impartió justicia en la Liga Doble A del Centro de Alto Rendimiento. "Sé y entiendo que se trata de un trabajo que exige actualización y entrega permanente y lo abrazaré con todo profesionalismo", explicó.

Para el padre y la hija de Luz Alicia, fueron muchas las emociones de que la iban a ver sobre el diamante, mismas que no escondieron en ningún momento.

La sinaloense confesó a los medios algunos de sus intereses en la vida cotidiana, como ser buena cocinera, además de otras experiencias positivas como la ocasión en que se acercó un pelotero y le comentó que jamás podría faltarle al respeto.