Violento asalto en San Martín: asesinó al ladrón de un martillazo

Ajustar Comentario Impresión

Los hombres de la familia fueron reducidos y maniatados, aunque el hijo logró zafar y golpeó con un martillo en la cabeza a uno de los ladrones, que estaba recorriendo la casa.

Padre e hijo resultaron heridos, pero pusieron en fuga a los ladrones que abandonaron al compañero que terminó muriendo en el lugar.

El hecho ocurrió cerca de la medianoche cuando un hombre de 66 años escuchó unos ruidos en el interior de su vivienda.

En la noche del sábado todo era silencio en esa zona rural de Montecaseros, en la esquina de carril Anzorena y calle Florida, al norte de San Martín.

Cuando salió a observar de donde venían los ruidos, fue abordado por dos individuos que lo amenazaron con un arma y lo obligaron a entrar a la casa, dijeron los informantes. A esa hora, pasadas las 23, en la casa hacían sobremesa Leonarda Gutiérrez (66), pareja de Juan Carlos, y el hijo de este, Juan Alejandro (27).

Ante esta situación, los delincuentes intentaron huir y al salir a un patio de la casa fueron perseguidos por el papá y el hijo.

Sorprendido, el cómplice comenzó a disparar el arma que empuñaba, mientras huía de la casa. Dos balazos impactaron contra el abdómen y el hombro derecho de Juan Carlos.

Aparentemente, la banda habría contado con un tercer integrante que aguardaba afuera a bordo de un VW Bora, en el que escaparon a toda velocidad.

Entonces se produjo un forcejeo y uno de los asaltantes quedó tendido en el piso, añadieron las fuentes.

"En pos de defenderse, el joven que forcejeó con el delincuente le habría pegado con lo que encontró a mano". Minutos después, arribó personal policial y del Servicio de Emergencia Coordinado.

Personal de la Policía Científica que inspeccionó el lugar encontró un documento de identidad tirado en la zona perteneciente a un hombre de apellido Sepúlveda, de 39 años, que presumen sería la identidad del asaltante fallecido. En tanto que la mujer resultó ilesa.