¿Qué son las grasas trans que la OMS quiere eliminar para 2023?

Ajustar Comentario Impresión

La eliminación de las grasas trans es clave para proteger la salud y salvar vidas, afirma la OMS, que estima que cada año el consumo de grasas trans conduce a más de 500.000 muertes por enfermedades cardiovasculares.

Sin embargo, la mayoría de las grasas trans de nuestra alimentación provienen de alimentos procesados preparados con aceites vegetales parcialmente hidrogenados como la bollería, las patatas fritas, los snacks, las margarinas y otros muchos.

Algunos alimentos, como la carnes de vaca, de cerdo y de cordero, y los productos lácteos contienen de manera natural cantidades pequeñas de estas grasas.

La necesidad de reducir los riesgos que su ingesta produce en nuestra salud ha llevado a la Organización Mundial de la Salud a crear una serie de directrices para guiar a los países a la hora de suprimir estas grasas artificiales de la oferta alimentaria, dado que existen alternativas más sanas que no afectan al sabor ni al precio de la comida.

"La implementación de las seis acciones estratégicas en el paquete REEMPLAZAR ayudará a lograr la eliminación de las grasas trans y representará una gran victoria en la lucha mundial contra las enfermedades cardiovasculares", agregó el director de la OMS.

-Evaluar el contenido en la cadena alimentaria.

En Dinamarca, el primer país en aplicar restricciones sobre estas grasas, se observó una disminución del contenido de trans industriales en productos alimenticios al mismo tiempo que un descenso del número de muertes por enfermedades cardiovasculares, que fue más rápido que el experimentado en otros miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Economicos.

El objetivo de la agencia humanitaria de la Organización de Naciones Unidas (ONU) es que estos cambios se implementen también en los países de bajos y medianos ingresos y donde los controles son normalmente más débiles. Las grasas trans también pueden provocar efectos secundarios nocivos para la salud, como el aumento de los niveles de colesterol LDL. El director general de la OMS, Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, declaró: "La OMS hace un llamamiento a los gobiernos para que utilicen el paquete de acción REPLACE para eliminar los ácidos grasos trans producidos industrialmente del suministro de alimentos".

La OMS pretende que los Estados se comprometan a eliminar estas grasas producidas industrialmente de ahora hasta 2023.