Países del Grupo de Lima podrían aplicar nuevas sanciones a Venezuela

Ajustar Comentario Impresión

Los países miembros del Grupo de Lima condenaron las elecciones que se realizarán en Venezuela el próximo 20 de mayo.

La Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) reiteró este lunes a través de un comunicado su llamado a suspender las elecciones presidenciales que se celebrarán el próximo 20 de mayo, la cuales, opinó, se celebrarán sin garantías suficientes.

Luis Videgaray, ministro de Relaciones Exteriores de México agradeció la participación de los ministros y demás representantes del grupo, quienes también quisieron abordar el "agravamiento de la situación política, social y económica" que vive el país latinoamericano en la actualidad.

"Las elecciones previstas en Venezuela no cuentan con la participación de la oposición, no cuentan con observación internacional ni ofrecen las garantías de un proceso democrático, libre y justo", destacó el canciller.

Frente a las elecciones que se vivirán en ese país, el ex escritor pidió recordar "la última declaración sobre Venezuela de los países que asistieron a la última Cumbre de las Américas, que fue estar vigilantes, estar atentos y éste ha sido el tener de las declaraciones del Grupo de Lima, estar muy atentos a los acontecimientos".

Videgaray mencionó el éxodo masivo de venezolanos lo que está generando brotes de enfermedades como el sarampión por lo que el Grupo de Lim ha acordado tomar acciones para "tomar medidas más coordinadas para enfrentar la crisis sanitaria" que se está desatando en la región.

Más tarde la canciller canadiense Chrystia Freeland afirmó que su país está listo para apoyar al pueblo de Venezuela ante la "adversidad que el régimen de Maduro" le inflige trágica e innecesariamente.

Este lunes se reunieron en México ministros de Exteriores y Finanzas, y representantes de los países que integran el Grupo de Lima, conformado por Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Perú y México, entre otros.

Freeland señaló que es momento de "hacer lo posible para restablecer la democracia y aliviar el sufrimiento inaceptable del pueblo venezolano". "Nos parece injusto que Colombia deba soportar toda la carga de la crisis en Venezuela", apuntó.