China "aplaude" las declaraciones de Trump sobre las sanciones a ZTE

Ajustar Comentario Impresión

El presidente Xi de China, y yo, estamos trabajando juntos para ofrecer a la compañía telefónica china, ZTE, una manera de regresar a sus negocios, rápido.

El mes pasado, el Departamento de Comercio prohibió que la ZTE Corp., un importante abastecedor de redes de telecomunicaciones y celulares basado en el sur de China, importe componentes estadounidenses durante siete años.

"Revertir la decisión sobre ZTE pudiera calmar temporalmente las tensiones comerciales, permitiendo a China hacer concesiones a Estados Unidos sin verse mal", dijo Eswar Prasad, profesor de políticas comerciales en la Universidad de Cornell, en Nueva York.

Sin los envíos de productos tecnológicos estadounidenses, como microchips y software, ZTE ha visto limitada su producción de equipos de telecomunicaciones y ha informado que se ha visto obligada a cerrar "importantes operaciones operativas". La severa sanción impuesta por Estados Unidos hacía peligrar la supervivencia de la compañía, que emplea a más de 75.000 personas en todo el mundo e importa alrededor del 25% de su materia prima de los Estados Unidos.

El presidente, Donald Trump, ha anunciado que está trabajando con su el presidente chino, Xi Jinping, para evitar el colapso de una compañía de electrónicos de ese país afectada por sanciones impuestas por el Departamento de Comercio, según reportó el periódico The new York Times.

Trump lamentó que, como consecuencia de la sanción, "se han perdido muchos empleos en China" y agregó que "el Departamento de Comercio ha sido instruido para que lo solucione". Pero no hubo acuerdos sobre una lista de peticiones de Washington que incluía una reducción del déficit comercial, actualmente a favor de China y ubicado por encima de los 500 mil millones de dólares.

El presidente de EEUU, Donald Trump, participa en una celebración de madres y cónyuges militares en la Casa Blanca en Washington, Estados Unidos, el 9 de mayo de 2018.