Nadal prolonga su leyenda al romper récord de McEnroe

Ajustar Comentario Impresión

La racha de Nadal comenzó precisamente después de perder ante Thiem en los cuartos de final de Roma 2017.

El "Peque" Schwartzman, ubicado en el puesto 16 del ranking mundial de la ATP, le ganó al español Feliciano López por 7-5, 2-6 y 6-2 y en la próxima instancia de las verá nada menos que con el español Rafael Nadal, máximo favorito y defensor del título en el certamen madrileño, que se juega sobre polvo de ladrillo y repartirá premios por 7.190.930 euros.

Así, Nadal deja el próximo lunes de ser el Nº1 del mundo, ya que apenas le llevaba 100 unidades a Federer y el suizo, ausente en la gira de clay por decisión propia, lo pasará el próximo lunes.

La victoria de Thiem detiene la marcha imperial que Rafa Nadal había conseguido en tierra batida desde el pasado curso.

En el caso de que el 'zurdo' de Azul le gane a Thiem, se encontrará en octavos de final ante el croata Borna Coric (35) o el alemán Jan Lennard Struff (65).

En el segundo set se abrió una luz de esperanza para el porteño, cuando recuperó un quiebre para ponerse 4-4, pero volvió a ceder su servicio y Nadal liquidó el juego en 1 hora y 44 minutos.

A Nadal le faltó derecha, y también imaginación, mientras que el austríaco golpeó sin pensarlo y su revés a una mano entraba en el campo del español como un cuchillo. Anderson se clasificó a semifinales tras derrotar 7-6 (7/3), 3-6 y 6-3 al serbio Dusan Lajovic, el verdugo el jueves del argentino Juan Martín Del Potro en los octavos de final. Hay días en los que no juegas todo lo bien que quisieras.

Al contrario que Nadal, la 2da ronda de Madrid fue un escalón insuperable para Novak Djokovic ante el británico Kyle Edmund (6-3, 2-6, 6-3).

"Si quieres ganarle debes hacer algo especial", dijo Thiem. "Ha sido mi mejor partido en mucho tiempo", sostuvo Thiem tras el partido. El Nº3 del ranking, segundo sembrado en Madrid, viene de coronarse en Munich y busca rápido desquite ante el estadounidense John Isner (9º) de la final perdida en otro M1000 esta temporada, en Miami. Yo tengo que salir a ganar, sea en dos o tres sets, y no quiero que cualquier cosa de este tipo me pueda descentrar.