La NASA enviará un helicóptero para sobrevolar Marte en 2020

Ajustar Comentario Impresión

La NASA anunció que en su misión "Mars 2020 rover" que despegará en julio de ese año con destino al planeta rojo estará enviando un "pequeño helicóptero autónomo" para "demostrar la viabilidad y el potencial de vehículos más pesados que el aire" en la atmósfera del cuarto planeta del Sistema Solar.

"La idea de un helicóptero surcando los cielos de otro planeta es emocionante".

"El helicóptero de Marte es prometedor para el futuro de nuestra ciencia, descubrimientos y misiones de exploración a Marte", agregó el asesor sénior en ciencia espacial al presidente de los Estados Unidos. Esta iniciativa surgió en agosto de 2013 como un proyecto de desarrollo del laboratorio de la Nasa Jet Propulsion Laboratory.

Foto artística del helicóptero que hará varias evaluaciones en Marte.

El fuselaje del helicóptero tiene el tamaño de una pelota de softball porque de todos modos será controlado de manera remota. Tiene dos líneas de hélices que rotan en sentido contrario la una de la otra; las encargadas de enfrentarse a la tenue atmósfera del planeta y de hacer que el aparato vuele a casi 3.000 revoluciones por minuto, unas 10 veces las revoluciones a las que vuelan los helicópteros en la Tierra.

"La altitud récord alcanzada por un helicóptero sobre la Tierra es de unos 40.000 pies", es decir más de 12.000 metros, destacó Mimi Aung, jefa de proyecto de Mars Helicopter au JPL.

Según el sitio de la agencia espacial, el helicóptero también contiene capacidades integradas necesarias para operar en Marte, incluidas las células solares para cargar sus baterías de iones de litio, y un mecanismo de calentamiento para mantener el calor durante las frías noches marcianas. En caso de que el helicóptero no funcione o sufra algún desperfecto en Marte, no afectará la misión Mars 2020. Luego el automóvil se situará a una distancia prudente del aparato y desde allí le enviará las instrucciones.

"Que seamos capaces de ver con claridad lo que hay al otro lado de una colina es crucial para exploradores futuros", explicó Zurbuchen.

"Ya disponemos de magníficas vistas de Marte desde la superficie y en órbita".