Por buenos datos en Estados Unidos, el dólar arrancó en baja

Ajustar Comentario Impresión

Datos suministrados este jueves mostraron que las nuevas solicitudes para beneficios por desempleo manteniéndose cerca de cera de un poco más del mínimo de 48 años durante la semana pasada.

El aumento estuvo impulsado principalmente por los sectores de hostelería (0,8%), gasolina (3%) y vivienda (0,3%). En marzo, el IPC había caído 0,1 por ciento.

"En los 12 meses hasta abril, el IPC avanzó un 2,5 por ciento, el mayor incremento desde febrero de 2017, tras subir un 2,4 por ciento en marzo", agregó la agencia.

El Departamento del Trabajo del país norteamericano indicó que el índice de precios al consumidor tuvo un incremento de 0.2 por ciento tras bajar 0.1 por ciento en el mes de marzo.

Economistas habían pronosticado un repunte del 0,3 por ciento en el IPC de abril y un alza de 0,2 por ciento para la medición de precios subyacente.

En su declaración de política la semana pasada, funcionarios de la Fed dijeron que esperaban que la inflación anual se acerque al objetivo "simétrico" de 2% en el mediano plazo.

De este modo, se consolida la tendencia alcista de los precios en Estados Unidos, lo que servirá de argumento para la esperada subida de tasas de interés prevista por la Reserva Federal (Fed) en su reunión de política monetaria del próximo mes.

La inflación subyacente, que excluye los precios de la energía y alimentos por su volatilidad, se situó en el 0,1% en abril; y en comparación con abril del año pasado registró un incremento del 2,1%. La Fed subió las tasas en marzo y ha proyectado al menos dos alzas más en el año. El dólar se sumó a las pérdidas frente a una canasta de monedas.