Se cayó la última oferta — Quiebra Oil Combustibles

Ajustar Comentario Impresión

"La salida de la quiebra no era la deseada, pero nos dio algunas señales".

La petrolera comunicó a sus operadores que "varias compañías del mercado, locales e internacionales, se encuentran interesadas en dar continuidad a la operación de suministro de combustibles en el corto plazo, y posteriormente tomar control del negocio de Oil Combustibles S.A. De esta forma, Oil Combustibles S.A. iniciaría un período de transición, apoyada por una de las referidas empresas, en la que se abastecería la red abanderada de modo regular, hasta el momento en que la nueva compañía tome el control definitivo de las operaciones". "Sabemos que va a ser un camino muy difícil, pero lo vamos a intentar", explicó Héctor Brizuela, titular del Sindicato Unidos Petroleros e Hidrocarburíferos.

En tanto, de acuerdo con las fuentes de ON24, "todo indicaría que hay continuidad y que, en caso de que la empresa cierre, están garantizadas las indemnizaciones".

El juez Cosentino llegó durante la mañana a la planta ubicada en ruta 11 y con puerto propio sobre el río Paraná.

Ayer la firma informó que desistió de la compra de la petrolera de Cristóbal López, ya que había pedido un plan de cuotas más extenso para cancelar las deudas con la AFIP. Sobre el mediodía se reunió con unos 250 trabajadores petroleros y con altos funcionarios de Santa Fe, entre ellos los ministros de Trabajo, Julio Genesini; de la Producción, Alicia Ciciliani, y de Medio Ambiente, César Mackler, quienes hicieron hincapié en la necesidad de que la planta, paralizada desde febrero pasado, retome actividades (ver abajo). Entre ellas mencionó a YPF, a Trafigura y a una tercera que se mantiene en reserva. Al mismo tiempo, había denunciado la presencia de Gendarmería en las instalaciones.

En su visita a la refinería, el magistrado les anticipó a los trabajadores que en los próximos días, posiblemente el lunes próximo, declarará a la empresa en quiebra pero con continuidad de actividades productivas.

Finalmente, Mackler resaltó el interés y la preocupación del juez por la cuestión ambiental: "Ratificamos lo expresado con anterioridad: el peligro y los pasivos ambientales están controlados pero tiene que haber una dotación importante de trabajadores actuales y especialistas dentro de la planta para poder mantener los sistemas sin que aumente el riesgo".