No llegan las mejores noticias desde Washington

Ajustar Comentario Impresión

Un día después del anuncio del presidente Mauricio Macri de que se pedirá un salvavidas al FMI para afrontar el ataque especulativo contra el peso, Peña dijo en rueda de prensa que "el ministro de Hacienda (Nicolás Dujovne) ya está trabajando con los técnicos (del Fondo) en Washington".

Acompañado por varios funcionarios de su equipo económico, el ministro -que viajó anoche a Estados Unidos- se reúne con el director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo, Alejandro Werner, y su segundo, Nigel Chalk, y se verá con Roberto Cardarelli, jefe de la misión en Argentina del FMI.

Además, para despejar dudas sobre la relación con el FMI, deslizó: "Hace un mes, Christine Lagarde respaldó el gradualismo que lleva adelante este Gobierno".

"Hemos podido evitar una gran crisis económica, reducir la pobreza y el desempleo", indicó el funcionario.

Dijo que son decisiones que "refuerzan ese compromiso, que refuerzan el equilibrio" y el objetivo de "seguir combatiendo la inflación y sosteniendo confianza y credibilidad con el mundo al mismo tiempo que mantenemos y priorizamos la importancia del crecimiento y la generación de actividad económica como la que hoy estamos viviendo". No es cierto que la historia se repita siempre y que estemos condenados a repetir los sucesos.

En enero de 2006, durante la presidencia de Néstor Kirchner (2003-2007), Argentina canceló con un solo pago el total de su deuda con el FMI, que ascendía a 9.810 millones de dólares, y desde entonces no se hicieron pedidos de ayuda financiera a la entidad con sede en Washington.

Sin embargo, en este marco, el jefe de Estado incidió en que "el problema" que tiene Argentina es ser "uno de los países que más depende del financiamiento externo". "Nos tenemos que acostumbrar al tipo de cambio flotante". "Esto no aumenta el endeudamiento de Argentina, porque simplemente reemplaza otro financiamiento que es más caro, entonces refuerza la solvencia en el país", sostuvo. El proceso de negociaciones para el desembolso dura cerca de 6 semanas.

Aclaró que "lo que se habla ahora es de plantear una línea de crédito que nos haga menos vulnerables". Acá el país debe cumplir distintas metas y a medida que las vayan cumpliendo se les van desembolsando fondos en distintos tramos.

Según explica el sitio oficial del FMI, el acceso está sujeto a un límite del 75% de la cuota cada año y del 225% de la cuota en total.