¿Cómo ofendió Netanyahu a Abe durante un almuerzo protocolar?

Ajustar Comentario Impresión

Durante la cena que el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu a su contraparte japonés, Shinzo Abe, un peculiar postre fue servido que de inmediato causó asombro ese mismo día a todo mundo y un polémica: un zapato. Segev, es toda una personalidad en Israel por su labor culinaria, además de ser el jefe de cocina de la aerolínea israelí El Al. Según fuentes diplomáticas, esto supone de una grave afrenta porque los zapatos están considerados algo repugnante, especialmente en la cultura japonesa. Esa es la filosofía de Moshe Segev, quien no se contenta con que un kebab o un falafel sean simplemente un kebab o un falafel.

Hace una semana, Netanyahu y su esposa Sara recibieron en su residencia oficial a Abe y su mujer para una cena.

"En ninguna cultura se ponen zapatos sobre la mesa", dijo un diplomático de Japón citado por el periódico israelí Yediot Ajronot. Poco después, el conocido chef israelí Moshe Segev publicó en Instagram varias fotos del encuentro en las que se veían sobre la mesa cuatro elegantes zapatos negros de hombre que contenían bombones de chocolate. "Si era con una intención jocosa, no lo encontramos divertido", dijo y aseguró estar "ofendido en nombre de nuestro jefe de Gobierno".

La velada estuvo perfecta hasta que al chef se le ocurrió servir bombones adentro de zapatos. De lo rídiculo a lo desagradable. No sólo no entran en sus casas mientras usan zapatos, tampoco encontrarán zapatos en sus oficinas. El cocinero Segev alegó que el postre no se sirvió en zapatos de verdad sino en esculturas de metal. "Esta fue una decisión estúpida e insensible", dijo un alto diplomático israelí, que había servido previamente en Japón, al diario Yedioth Aharonoth este lunes. "Es como si a un invitado judío le sirviesen chocolate en un recipiente con forma de cerdo", finalizó.