Vivió 10 días con una cucaracha muerta en su oído

Ajustar Comentario Impresión

Katie Holley, quien escribió sobre su horrible experiencia en redes sociales, señaló que hace aproximadamente un mes despertó sobresaltada en la noche, sintiéndose como si alguien le hubiera colocado un trozo de hielo en el orificio izquierdo de la oreja. Cuando intentó eliminar con un bastoncillo de algodón el origen de las molestias vio que de su oído salían dos patitas. Después de eso su pareja reviso con más cuidado lo que había dentro y se percató que realmente se trataba de una cucaracha, por lo que de inmediato fueron a un hospital.

Pasaron los días y la mujer todavía no se sentía aliviada del todo y en el transcurso del noveno día decidió volver al hospital porque sentía incomodidad al bostezar. El esposo de Holley solo pudo verificar que la cucaracha aún estaba viva, así que decidieron dirigirse a la sala de emergencias.

Sin embargo, nueve días después, Holley acude a su médico de familia para una cita de rutina y su médico nota "algún tipo de bloqueo" en su oído; por lo que tuvieron que lavarle la oreja unas cuatro veces, hasta que el doctor retira otra pierna (las cucarachas tienen seis patas) y saca otras seis piezas del insecto. El médico le administró la lidocaína, la "cucaracha comenzó a reaccionar". Sentir una cucaracha en la agonía de la muerte, alojada en una parte muy sensible de tu cuerpo, es diferente a cualquier cosa que pueda explicar adecuadamente.

Por lo que este tercer médico extrajo toda la cabeza, la parte superior del torso y las piernas del insecto. "Llevé todo eso en el oído durante más de una semana", contó la chica en el portal de salud SELF.

Ella era su segunda paciente del día con un insecto alojado en un canal auditivo, le dijo su doctor.

Según un artículo de Nat Geo, las invasiones de cucarachas en el cuerpo humano son más frecuentes de lo que uno cree, porque "buscan comida en todas partes y el cerumen del oído humano es atractivo para los insectos", tal como sucede con las hormigas.