Más de 400 heridos deja sexta Gran Marcha del Retorno en Gaza

Ajustar Comentario Impresión

De los 350 heridos de, 42 lo son por fuego real, 20 por balas recubiertas de caucho y el resto por inhalación de gas, caídas, y otras causas, informó el Ministerio de Salud palestino.

De acuerdo al ejecutivo del régimen de Tel Aviv, las reglas de enfrentamiento de su ejército obedecen a las leyes internacionales y, para ellos, las protestas que están teniendo lugar en la sitiada Franja de Gaza, constituyen un "estado de guerra" producto de los actos "hostiles" del Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS) contra Israel.

Desde entonces, hay cinco campamentos levantados a lo largo de la frontera y los viernes se han convertido en la jornada de protestas multitudinarias, cuando se reúnen ante la valla miles de palestinos a los que el Ejército no permite acercarse a menos de 300 metros. Según el Ministerio de Salud, otros 7.000 resultaron heridos, 2.000 de ellos por munición real israelí.

Las protestas, respaldadas y alentadas por Hamas, el grupo terrorista que gobierna Gaza, fueron inicialmente apodadas por sus organizadores palestinos como no violentas, pero Hamas, que proclama abiertamente la destrucción de Israel, apoya públicamente las manifestaciones y declara que su objetivo final es "borrar" la frontera y "liberar Palestina". En las semanas recientes, manifestantes en Gaza habían hecho que los barriletes de este tipo cruzaran la frontera como parte de una nueva táctica para incendiar campos secos de trigo en el lado israelí. El periódico israelí Yediot Ajronot calculó esta semana los daños totales causados en una cantidad equivalente a más 100.000 euros.

El detonante de las manifestaciones, que se prolongarán hasta el 15 de mayo, es el 70 aniversario de la creación del Estado de Israel, que los palestinos consideran una catástrofe, porque la gran mayoría tuvo que huir de sus hogares.

El pasado 30 de marzo las facciones palestinas lanzaron en Gaza esta campaña de protestas que insta a los residentes a que se acerquen a la divisoria con Israel para reclamar el fin del bloqueo sobre el enclave y el derecho al retorno a los refugiados.