ETA se rinde, pero no habrá perdón para los terroristas: Rajoy

Ajustar Comentario Impresión

"Haga lo que haga, ETA no encontrará resquicio para la impunidad", enfatiza.

El jefe del gobierno español, Mariano Rajoy, advirtió el jueves que la organización separatista vasca ETA no debe esperar inmunidad por su disolución.

El anuncio de disolución de ETA tras medio siglo de lucha armada por un País Vasco independiente pondrá previsiblemente sobre la mesa en las próximas semanas la revisión de la política penitenciaria hacia los presos de la banda.

A su parecer, esta agrupación separatista ha sido "derrotada por la acción del Estado de Derecho y la fortaleza de la democracia española". "Los únicos artesanos de la paz son los guardias civiles, policías, jueces y fiscales que han acorralado a ETA hasta su fracaso", manifestó.

"ETA puede anunciar su desaparición pero no desaparecen sus crímenes para perseguirlos y castigarlos", recalcó.

En una "Declaración final al pueblo vasco", ETA dijo que ha desmantelado totalmente el conjunto de sus estructuras y que no será más un agente que manifieste posiciones políticas, promueva iniciativas o interpele a otros actores.

'La única política de futuro en materia antiterrorista, como siempre, es aplicar la ley, que para eso está.

De esta forma confirmó la política contra la banda, que incluye la dispersión de presos, y rechazó la posibilidad de que, tras la desaparición de ETA, el Gobierno pueda plantearse un acercamiento de sus presos al País Vasco.