Daniel Scioli se defiende en la justicia: "Nunca recibí dádivas"

Ajustar Comentario Impresión

El exgobernador bonaerense, Daniel Scioli, deberá presentarse ante la Justicia para brindar una declaración indagatoria en el marco de la causa que lo investiga por supuestos hechos de corrupción durante su gestión.

Un día antes, el miércoles 2, deberá presentarse el ex ministro de Salud bonaerense, Alejandro Collia, y el viernes 4 el empresario Ricardo Miller, dueño de Miller Building International SA, la empresa que construyó las nueve Unidades de Pronta Atención (UPA) con fondos de la Provincia y que está bajo sospecha. El expediente se inició por una denuncia de la diputada Elisa Carrió.

"Scioli mantenía una relación personal y comercial con Ricardo Miller [titular de Miller Building] antes, durante y aun después que el empresario fue beneficiado irregularmente con el otorgamiento de obras públicas para la construcción de centros sanitarios de Unidades de Pronta Atención (UPA)", señaló el fiscal.

En este sentido, subrayó que "todas las contrataciones" realizadas durante su gestión fueron realizadas "en el marco de la normativa vigente, con el aval y la conformidad de todos los organismos de la Constitución y la posterior aprobación por parte del Tribunal de Cuentas, quienes confirmaron su regularidad". Le alquilaba un predio en Villa La Ñata -donde aún vive vive Scioli- y le garantizaba ingresos millonarios.

De acuerdo con el auto de citación a indagatoria, en julio de 2013 Ricardo Miller le alquiló el inmueble de Villa La Ñata a Capanone SA (sociedad de la que Scioli posee el 99% de las acciones) para un emprendimiento hotelero.

Además, resaltó que "no es cierto que se haya alterado el procedimiento administrativo del Ministerio de Salud para la provisión de las UPAs para beneficiar a un proveedor determinado" y aseguró: "Es totalmente falsa mi supuesta relación especial con uno de los proveedores". Y detalló: "Dicho proveedor accedió a menos del 1% de las obras públicas, licitadas todas mediante concursos públicos y transparentes, y según la ley aplicable a cada caso".

Por otro lado, el ex mandatario provincial subrayó que "jamás" utilizó los helicópteros Robinson R-44-II y Robinson R-44 Raven-II de Miller y añadió: "Hubiese bastado repasar mi agenda pública en ese lapso de tiempo para advertir que, en la mayoría de las fechas de los presuntos viajes no me encontraba en Villa La Ñata".

"Nunca he recibido dádivas, ni de ese proveedor ni de ninguna otra persona", señaló Scioli, que también negó que hubiera usado el helicóptero del empresario.

Y agregó que "con respecto a la venta también mencionada en la imputación, fue efectuada en 2017, cuando ya no era Gobernador, a valor de mercado, bancarizada y cumpliendo con las normas legales vigentes para dicha operación", publicó Parlamentario.

"Jamás he influido indebidamente sobre ningún funcionario para favorecer proveedor alguno como se me ha imputado", remarcó el ex mandatario provincial. E insistió: "Todos los expedientes estuvieron avalados por los organismos de control de la Constitución, y hasta en algunos casos por la Organización de las Naciones Unidas, a través de su Programa para el Desarrollo".